El presidente venezolano, de visita en Moscú, dice que seguirá el rumbo marcado por Chávez de alianza estratégica con RusiaEl presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, se encuentra de viaje en Rusia, donde ha asegurado que que seguirá el rumbo de una alianza estratégica con Rusia marcado por el fallecido Hugo Chávez. "Hugo Chávez fomentó un gran respeto y amor por Rusia. Nosotros hemos heredado ese amor. Hemos venido para confirmar nuestro deseo de reforzar y ampliar la alianza estratégica con Rusia", dijo Maduro.

Maduro está exultante por encontrarse en Rusia, aliado histórico del chavismo, claro que, como siempre, por el interés mutuo: "Durante la última década hemos forjado un mapa de cooperación en diversos ámbitos. Avanzamos en el terreno energético, es decir, petróleo y gas, y suministros de equipos para el sector petrolero". Y destacó la cooperación en materia militar y de armamento, ya que Venezuela es el primer importador de armas rusas en Hispanoamérica.

Pero en lo que coinciden ambos dirigentes es en su deseo por tocar las narices a EEUU. Por eso, el diario ruso 'Izvestia' apuntó ayer lunes la posibilidad de que el presidente venezolano, Nicolás Maduro, aproveche la visita oficial que inicia este lunes a Rusia para llevarse a Venezuela a Edward Snowden, el exagente de la CIA responsable de la filtración de información sobre programas de vigilancia secretos de Estados Unidos.

La Presidencia rusa ha asegurado hoy martes que Snowden ha retirado su solicitud de asilo a Rusia después de que el presidente Vladimir Putin le instara este lunes a dejar de perjudicar a Estados Unidos.

Y Vladimir Putin declaró ayer lunes que Rusia nunca entregará a Estados Unidos al ex agente Edward Snowden, acusado de la filtración sobre los programas de vigilancia y espionaje de Washington, pero le advirtió de que si quería permanecer en el país debería dejar de "perjudicar a los socios estadounidenses".

Pero son palabras bonitas. A Maduro y a Putin les encanta 'perjudicar' a los yankis.

Andrés Velázquez
[email protected]