• Sin embargo, la política agresiva de tarifas ha dado resultado en la empresa que preside Julio Gómez-Pomar.
  • El número de viajeros se incrementará cerca de un 20% este año.
  • Y con ello, otra lucha fraticida: el tren le quita viajeros al avión (Aena).
  • Renfe perderá 184 millones de euros en 2013 y 202 millones en 2014.
  • Gómez-Pomar prevé que 300 empleados se acojan al ERE voluntario, en 2014.

Los presupuestos de Renfe para 2014 vienen marcados por la subida del canon ferroviario, que Adif aumentará un 16% respecto a 2013. Sin embargo, Renfe Operadora aumentará sus ingresos totales un 8%, hasta los 3.052,6 millones de euros.

Sin duda, la compañía que preside Julio Gómez-Pomar (en la imagen) ha apostado por una política agresiva de tarifas. Concretamente, en el mes de febrero, Renfe bajó un 11% el precio de todos los billetes de AVE Larga Distancia. Adicionalmente, lanzó una serie de promociones que permiten descuentos adicionales de hasta el 70%.

Gracias a esta política comercial, si continúa la tendencia marcada hasta ahora, la empresa cerrará 2013 con un aumento de viajeros del 19%. Para 2014, Gómez-Pomar espera incrementar los viajeros un 9% respecto a este ejercicio.

Con ese incremento se dará otra lucha fraticida: el tren -sobre todo el de Alta Velocidad- le quita viajeros al avión y, por tanto, al gestor de aeropuertos Aena, que ha visto cómo en agosto, su buque insignia hasta ahora, el aeropuerto de Madrid-Barajas, ha sido el que más viajeros ha perdido de Europa.

Además del presupuesto, Gómez-Pomar ha aprovechado su comparecencia de este martes en la Comisión de Fomento del Congreso, para señalar que en 2014, unos 300 empleados se acogerán al ERE voluntario y universal que ha planteado la compañía.

De ser así, saldrían de la empresa un 2,2% de los 13.400 empleados que tiene Renfe actualmente. En cualquier caso, la compañía ha consignado 14,9 millones de euros en su presupuesto de 2014 para atender a los gastos del expediente.

Pablo Ferrer

[email protected]