Los Simpson es una serie norteamericana de comedia de animación, creada por Matt Groening (en la imagen) para la FOX y emitida por todo el orbe.

La serie es un sarcasmo de la sociedad estadounidense que relata la coexistencia de una familia de clase media (Homer, Marge, Bart, Lisa y Maggie Simpson) que vegeta en un pueblo ficticio, Springfield.

Groening forjó una familia atípica y nombró a sus personajes en recuerdo de los miembros de su propia estirpe. Los convirtió en una serie de programas de media hora en Fox y la primera serie de este canal en alcanzar los 30 programas más vistos durante 1992-1993 en Estados Unidos.

Desde su debut en 1989 se han emitido 530 episodios hasta la fecha, tras la clausura de su vigesimocuarta temporada. También ha ganado numerosos premios y recibió una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood. Es la serie de dibujos animados que ha perdurado más tiempo. Sin embargo, Los Simpson podría desaparecer. Esta edición podría ser la última si los actores, que ponen voz a los personajes, no llegan a un acuerdo económico con FOX.

Durante muchos años, la crítica encumbró la serie por su agudeza, crudeza y talento. Sin embargo, a mediados de los 90, algunos críticos empezaron a aseverar que la serie estaba erosionada. A partir del año 2000, algunos de los "fans" más adictos empezaron a manifestar su desilusión con la serie marcando a fuego lo que ellos entendían como una superabundancia de realidades grotescas.

Chris Suellentrop, de la revista Slate, escribió: «Los episodios que antes se habrían terminado con Homer y Marge montando en bicicleta hacia la puesta del sol, ahora terminan con Homer disparando un dardo tranquilizante al cuello de Marge. La serie todavía es graciosa, pero ha dejado de ser conmovedora».

Harry Shearer criticó un descenso en la calidad: «Creo que las tres últimas temporadas están entre lo peor».

A pesar de estas duras críticas, Los Simpson ha alcanzado una buena audiencia, la primera temporada fue visionada por una media de 13,4 millones de espectadores por episodio en Estados Unidos, mientras que la decimoséptima temporada finiquitó con una media de 9,2 millones de telespectadores y la decimonovena temporada con una media de 7,7 millones, cerca del 50% menos que la primera temporada.

Los Simpson son un clásico en todas las parrillas de los diversos canales de televisión de todo el universo: siempre logra alzados índices de audiencia. A pesar de ello se debe tener en cuenta que, Los Simpson, no observa, en alguno de sus capítulos, el respeto a los derechos del niño y a la dignidad humana. Habría que plantear a las autoridades competentes que se prohibiera su emisión en los horarios infantiles.
Clemente Ferrer
[email protected]