• La inmobiliaria del Santander podría ser la siguiente en caer en manos extranjeras.
  • Bankia, Catalunya Banc y Caixa ya vendieron su gestión inmobiliaria a cambio de traspasar las nóminas de los empleados de esa división.
  • Pero no sólo los pisos: los fondos aprovechan para conquistar la banca española.

Es un hecho que los fondos de capital riesgo están muy activos en nuestro país, sobre todo en el sector bancario-inmobiliario. Cercanas quedan todavía las operaciones de Cerberus con Bankia Habitat, la de Kennedy Wilson y Värde Partners con Catalunya Caixa Inmobiliaria, o la de TPG con La Caixa. La inmobiliaria del Santander, Altamira, podría ser la siguiente.

En todas ellas, las entidades vendieron su gestión inmobiliaria. A cambio, los fondos se hicieron cargo de la nómina de los trabajadores de esa división. En ningún caso, los fondos compraron las viviendas, que continúan en los balances de las entidades.

Y es que los fondos van a lo que van: lograr la máxima rentabilidad posible y si es hoy, mejor que mañana. Por eso, el hecho de que se hagan con la gestión de los pisos no significará que bajen de precio. Y si bajan, no será tanto como si los fondos no estuvieran de por medio.

Pero la presencia de estos fondos va más allá de la gestión inmobiliaria. Están, literalmente, conquistando la banca española. La primera muestra, la adquisición de Evo Banco por parte de Apollo. Una muestra más palpable podría ser la adquisición de Novagalicia Banco. Lo sabremos en unas semanas.

Andrés Velázquez

[email protected]