• Vodafone anuncia que se adelanta a su semi-aliado en fibra, Orange.
  • Y Telefónica afirma que no irá, de momento.
  • Ericsson se ha llevado a los informadores del sector a Suecia para enseñarles sus antenas de última generación.
  • El gigante chino Huawei tiene problemas para vender sus productos en EEUU y la India, pero no en Europa.

Para entenderlo: la red 4G para móvil viene a ser como la fibra óptica para el fijo. Es decir, el 4G ofrece más velocidad y mayor capacidad de contenidos.

Pero implantar el 4G exige una serie de cosas, algunas muy caras. Para empezar, hay que cambiar las antenas. Las que actualmente dan servicio a la red 3G no valen para esta nueva tecnología. Y aquí es donde entran los fabricantes de antenas, los verdaderos beneficiados.

Lo cierto es que la red 3G, en la que los operadores han invertido muchísimo -unos más que otros- aún tiene mucho recorrido. Con la cobertura de HSDPA y HSDPA existente en España se cubren más que de sobra las necesidades de conectividad móvil de la mayoría de los usuarios.

Además, hoy en día, es tráfico móvil o en movilidad descansa, en un 80%, en infraestructuras fijas a través de wi-fi. Es decir, es muy habitual tener ADSL o fibra en el hogar, así como en el lugar de trabajo, con lo que el móvil pasa de wi-fi a wi-fi, con un 'consumo' de 3G que se limita a los trayectos.

A esto hay que unir los contenidos de la web, que todavía no necesitan de esta nueva tecnología, y el hecho de que los smartphones que todavía disfrutan los usuarios no están preparados para el 4G.

Entonces, ¿quién sale ganando realmente con la implantación del 4G Los fabricantes de antenas. Las dos grandes multinacionales del sector son Ericsson y Huawei. La primera se ha llevado a los informadores del sector a Suecia para presentarles las últimas novedades de sus antenas.

Por su parte, la empresa china que en España preside Walter Ji (en la imagen), está teniendo problemas para vender sus productos en EEUU y la India -temen que contengan funcionalidades escondidas de espionaje-. Sin embargo, en Europa, están creciendo a muy buen ritmo.

En cualquier caso, Vodafone será la primera teleco que ofrezca 4G en España. La empresa comenzará a ofrecer el servicio este miércoles 29 de mayo. Se adelanta así a Orange, semi-aliado suyo en la implantación de fibra en nuestro país, que lo hará el 8 de julio, y a Yoigo, que lanzará su 4G el 18 de julio.

La gran incógnita era Telefónica. La empresa presidida por César Alierta ha dicho que no irá, de momento.

Miriam Prat

[email protected]