Sr. Director:
Quizá usted haya leído mis escritos. Soy columnista de Yoinfluyo.

Leí con atención su artículo.

Es curioso que al santo padre se le ataque a su vez desde las extremas izquierda y derecha.

Desde luego las izquierdas de hoy no son las de antes cuyos ideales se centraban en el progreso económico político y social de la clase obrera, las de hoy se inclinan por ideales asquerosos como la justificación del aborto o las uniones legales de gentes disipadas y anormales.

Otrosí las derechas extremas se esfuerzan por ver en la iglesia de hoy un instrumento de las fuerzas sionistas o masónicas, las cuales desde luego se introducen y tratan de manipularla pero nunca podrán manipular al Espíritu Santo.

Alberto Sáenz Enríquez

[email protected]