El exdirector general de la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) está acusado de fraude fiscal y falsedad documental

Roberto López Abad, exdirector general de la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM), ha salido este miércoles de la prisión de Navalcarnero (Madrid) tras pagar su fianza de 1,5 millones de euros, impuesta por el magistrado de la Audiencia Nacional Javier Gómez Bermúdez.

El exdirector general de la CAM se une así al exdirector de empresas de esta entidad, Daniel Gil, que salió de la cárcel el pasado viernes 8 de noviembre, tras abonar su fianza, de considerable menor cuantía, establecida en 400.000 euros.

López Abad está acusado, entre otros delitos, de fraude fiscal y falsedad documental. Junto a dos empresarios y varios exdirectivos de la caja se le imputa defraudar una cantidad de dinero importante a través de un entramado de empresas hoteleras, liderado por Valfensal, que desvió sus beneficios al paraíso fiscal de Curaçao, antiguas Antillas Holandesas.

Su detención se produjo en la Operación Mar Nuestro, con la que la Guardia Civil detuvo a otras ocho personas y la Audiencia Nacional imputó a otras 11 por fraude fiscal relacionado con operaciones inmobiliarias en el Caribe. El juez Gómez Bermúdez ordenó la detención de los exdirectivos de la CAM por la sospecha de que huyeran a la isla de Curaçao, país con el que no existe convenio de extradición.

Cristina Martín

[email protected]