• Y aún se enfadarán más Tele 5 y A-3 TV, porque en Industria aseguran que la decisión sobre los canales a amortizar y sacar a licitación no se tomará hasta septiembre.
  • "Primero es el dividendo digital", defiende el ministro. Una tautología que no dice nada pero lo ilustra todo.
  • Y aunque no lo dijo, primero también es la decisión europea sobre publicidad en RTVE, que es lo que más preocupa a los señores de la prensa, especialmente al duopolio televisivo.
  • Además, la actitud de Pedro J. Ramírez con el caso Bárcenas molesta mucho al Gobierno.

El duopolio Lara-Berlusconi, que controla la televisión española, lleva meses arreándole duro al Gobierno. Es el caso de Mediaset (Tele 5 y Cuatro) esto no es noticia, pero en el binomio Antena 3- La Sexta, lo es por el apellido, que no por el nombre. Pero es que ahora hasta A-3 TV se ha apuntado a la moda de arrearle al Gobierno Rajoy, seguramente de forma justa y merecida, pero esa es otra cuestión.

Y es que el duopolio, así como el resto de operadores de TV, se han sentido molestos porque el Gobierno esté dispuesto a quitarles canales de TDT, en cumplimiento del dividendo digital (el dinero adelantado por las operadoras para las nuevas licencias de telefonía móvil) y de la sentencia del Supremo que condena el reparto de canales decretado por el gobierno Zapatero.

Y a ello se une algo que aún preocupa más a Paolo Vasile y a Silvio González, mandamases de Atresmedia y Tele 5: que RTVE vuelva a introducir la publicidad.

Pues bien, el Gobierno, escaldado por el caso Bárcenas, ha paralizado hasta septiembre la decisión sobre el número de canales, porque también están en solfa los cuatro canales de Unedisa –El Mundo- que podrían ser reducidos a dos.

Y como no se sabe si los canales a amortizar serán siete, nueve o incluso más, tampoco se conoce cuántos saldrán a concurso. Una dilación que preocupa tanto al duopolio como a los demás.

En cualquier caso, el ministro José Manuel Soria (en la imagen) lo tiene muy claro., Cuando Hispanidad le recuerda que los editores están de uñas con la tardanza gubernamental, tanto a la hora de amortizar canales como a la decidir si RTVE vuelva a insertar publicidad, se defienden atacando: "Sí, lo sé... y lo veo", en alusión a que el principal grupo político opositor de Mariano Rajoy es la televisión. Hasta septiembre no habrá noticias, pero hay algunos que se van a ir de vacaciones asaz contristados. Y es que Soria asegura que "primero es el dividendo digital", expresión que  no dice nada pero lo ilustra todo. El dividendo digital puede resolverse en dos minutos. Los estudios técnicos para quitarle espectro a la tele y dárselo al teléfono están preparados desde hace meses.

Eulogio López
[email protected]