• Por su parte, las grandes compañías sólo tributaron al 4% de media en 2012.
  • No hablamos de fraude fiscal sino de la correcta aplicación de la ley.
  • Las grandes empresas y los grandes bancos se aprovechan de todos los recovecos legales, cosa que no pueden hacer las pymes ni los profesionales.

Así es el impuesto de sociedades en España. Mientras las empresas que cotizan en el IBEX pagan el 18,4% de impuestos, las pequeñas y medianas empresas el 25% que, en muchos casos, sobre todo en empresas muy pequeñas, pasa a ser el 30%.

Pero la diferencia de tributos es todavía mayor si consideramos que las grandes empresas sólo tributan, de media, al 4%, según ha publicado este jueves Expansión. Y, ojo, no estamos hablando, ni mucho menos, de fraude fiscal, sino de aplicación correcta de la ley.

Para entendernos, las grandes compañías, así como los grandes bancos, tienen en plantilla todo un ejército de expertos fiscalistas que aprovechan todos los recovecos legales para deducirse hasta la camisa.

Y, ¿cuántas grandes empresas hay en España Según el Informe Anual de Recaudación Tributaria de 2012, unas 25.000 de un total de 1,4 millones. Por su parte, empresas del IBEX sólo hay 35 que, sin excluimos a los bancos, se quedan en 28.

Hay que tener en cuenta que las cotizadas -que pagaron un 18% de impuestos frente al 4% de las grandes empresas- están obligadas por la CNMV a ser más transparentes en sus cuentas y movimientos.

Y para terminar, las entidades catalogadas por Hacienda como de "reducidas dimensiones" ascienden a 1,17 millones. Esas son las verdaderas pagaderas, las que tributan al 25% ó al 30%.

Sea como fuere, el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro (en la imagen) puede estar satisfecho. En 2012 Hacienda ingresó un total de 21.435 millones de euros por el impuesto de sociedades, un 29% más que en 2011. Y eso en plena crisis.

Andrés Velázquez

[email protected]