• Y preocupante es, también, la indiferencia de los políticos ante estos hechos.
  • El 2 de octubre de 2013 estalló un artefacto explosivo en la Basílica del Pilar de Zaragoza.
  • Un sagrario fue profanado mediante un robo sacrílego en Garciotún (Toledo).
  • Los Tedax desactivaron un artefacto en la catedral de la Almudena (Madrid).
  • Y un grupo antisistema remitió dos consoladores explosivos al Arzobispo de Pamplona y al director de un colegio de los Legionarios de Cristo en Madrid.
  • Fuera de España, este viernes un artefacto explosivo causa daños en una Iglesia de Roma poco antes de la visita de Hollande al Papa.
Un pequeño artefacto explosivo improvisado ha estallado a primera hora de este viernes en una céntrica calle de Roma, causando daños en la iglesia de una institución religiosa francesa -Las instituciones piadosas de Francia- y en tres coches aparcados en la calle contigua, según ha informado la Policía.

Se da la circunstancia de que el ataque ha tenido lugar horas antes de que el presidente francés, François Hollande, visitara al Papa Francisco en el Vaticano, donde se ha reforzado la seguridad.

También España ha sido objeto de ataques a iglesias en los últimos tiempos. Como se recordará, el 2 de octubre de 2013 estalló un artefacto explosivo en la Basílica del Pilar, de Zaragoza, que causó heridas leves en un tímpano a una persona además de diversos daños materiales.

En octubre de 2013 informamos de la profanación de un Sagrario, mediante un robo sacrílego, en Garciotún (Toledo).

Igualmente, el 7 de febrero del año pasado, en la Catedral de la Almudena de Madrid Técnicos Especialistas en Desactivación de Artefactos Explosivos (TEDAX) de la Policía Nacional desactivaron un artefacto explosivo colocado junto a uno de los confesionarios del templo. Constaba de 200 gramos de pólvora, un recipiente metálico con un kilo de clavos, un detonador y un temporizador que consistía en un reloj despertador. La acción fue reivindicada en internet por el grupo 'Comando Insurreccionalista Mateo Morral'. Su objetivo era «dar caña a la monarquía borbónica en sus lugares sagrados».

En diciembre de 2012, un grupo antisistema remitió dos consoladores explosivos al Arzobispo de Pamplona y al director de un colegio de los Legionarios de Cristo en Madrid. Este último causó heridas leves a una funcionaria de correos que lo estaba manipulando. Ambos fueron reivindicados a través de Internet por medio de un comunicado que iba firmado por el siguiente grupo: «Club de Artesanos del Café para sus Nuevos Usos (ocasionalmente espectacular) -FAI/FRI. Grupo Anticlerial para el Fomento del Uso del Juguete Sexual- FAI/FRI».

Urgen oraciones por los cristianos perseguidos por su fe en Cristo y por sus perseguidores, vengan de donde vengan y sean quienes sean.

Andrés Velázquez
[email protected]