• Y además, se queda con el 5% (180 millones de euros) para integrar la compañía en sus programa de compras y 'roaming').
  • Es la desinversión más importante realizada por Telefónica desde que decidiera modificar su perímetro.
  • Y en Telecom Italia comienza las desinversiones solicitadas por Telco.

Tal y como adelantara Hispanidad, Telefónica ha vendido Telefónica República Checa al grupo PPF, de Petr Kellner. En un documento interno de la compañía que preside César Alierta, se resumen los flecos negociados con Kellner.

La operadora recibirá 2.467 millones de euros por la venta del 66% del capital a PPF. Al mismo tiempo recibirá 260 millones de euros más en concepto de dividendo.

Pero se queda con un cinco por ciento de la Telefónica Chequia durante cuatro años. En ese periodo integrará a su antigua filial dentro del programa conjunto de compras, 'roaming' -itinerancia- y licencias de uso. Se trata de sacar rendimiento a esa participación que mantendrá Telefónica y cuyo valor actual será de 180 millones de euros.

Esta es la mayor operación de desinversión realizada por Telefónica, superior a la enajenación, por ejemplo, de Irlanda. Con ella, la compañía espera reducir su apalancamiento por encima del calendario previsto.

Al mismo tiempo, el diario El Economista adelantaba que Telefónica ha conseguido que el nuevo equipo de Telecom Italia acepte poner en venta determinados activos, especialmente su filial argentina -la próxima podría ser Brasil- para evitar la ampliación que pretendía Franco Bernabé, aunque sí se recurrirá a productos estructurados para el corto plazo. El jueves 7 tiene que certificarse en Milán el nuevo plan de negocios y, si todo va según lo previsto, Alierta cumplirá su promesa de alcanzar el 22,4% del capital aunque dejando la gestión en manos de italianos.

Miriam Prat

[email protected]