• La Unión Demócrata Cristiana (CDU) de Merkel arrasa y se queda a cuatro escaños de la mayoría absoluta (296 de 300).
  • Su hasta ahora aliado, el Partido Liberal, se queda sin representación al no conseguir el 5% de los votos.
  • El Partido Socialdemócrata (SPD) sube de 146 a 182 escaños.
  • Sólo habrá otras dos fuerzas más en el Bundestag: la Izquierda, 60 escaños; y los Verdes, también 60 escaños.
  • Merkel puede elegir: gobernar en solitario, con el SPD o con Los Verdes.
La verdad es que doña Angela Merkel (en la imagen) y su Unión Demócrata Cristiana (CDU) han arrasado en las elecciones de este domingo en Alemania.

Porque no ha obtenido la mayoría absoluta en el Parlamento federal por los pelos, es decir, se ha quedado con 296 escaños, a cuatro de los 300 de la mayoría absoluta. La CDU consiguió el 41,5% de los votos junto a sus aliados bávaros de la CSU, lo que supone ocho puntos más que en los pasados comicios de 2009. Para hacerse una idea de cómo ha arrasado, bastará decir que unos resultados similares no se daban en Alemania desde los tiempos del canciller Konrad Adenauer, en 1957.

Sin embargo, su hasta ahora socio de gobierno, el Partido Liberal, se ha hundido en la miseria, pues quedó a dos décimas de conseguir el mínimo del 5% de los votos necesario para conseguir representación en el Bundestag. Es decir, ha sido el gran perdedor, al lograr tan solo el 4,8% de los votos, su peor resultado desde 1949 y lejos del 14,6% que hace cuatro años le permitió lograr 93 escaños.

Por su parte, el Partido Socialdemócrata (SPD), liderado por Peer Steinbrück, obtuvo el 25,7% de los votos, mejor que el 23,0% logrado hace cuatro años y le permitirá contar con 182 representantes en el Bundestag (146 en 2009). Las otras dos fuerzas que han conseguido entrar en el Bundestag son la Izquierda, que consiguió el 8,6% de los votos y 60 escaños (11,9% y 76 en 2009), y los Verdes, que lograron el 8,4% de los votos y 60 escaños (10,7% y 68 en 2009).

Ahora, Merkel tendrá que decidir si gobierna en minoría, algo que no ha ocurrido nunca en Alemania, o intenta reeditar una "gran coalición" con el SPD, como la que ya presidió en la legislatura 2005-2009 y de la que Steinbrück formó parte como ministro de Hacienda. También cabe la posibilidad de que opte por pactar con los Verdes.

Hoy lunes, la Unión Cristiano Demócrata (CDU) de la canciller Angela Merkel todavía no se había pronunciado sobre sus preferencias respecto a quién será su socio de coalición, a la espera de que los partidos candidatos aclaren sus propias ideas.

Con esos resultados, para Merkel, todo han sido alabanzas. El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, y el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, felicitaron anoche a la canciller alemana por su victoria electoral.

El presidente francés, François Hollande, telefoneó anoche a Merkel para felicitarle e invitarle a visitar París en cuanto su nuevo Gobierno esté formado para "preparar los próximos compromisos" que deberán afrontar en el seno de la UE. Y también el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, llamó anoche a Merkel para felicitarle por su "extraordinario resultado" en las elecciones y, según fuentes del Ejecutivo citadas por la agencia Efe, está previsto que ambos mantengan mañana una conversación más tranquila, una vez que se conozca el resultado definitivo.

Este lunes, el comisario de Servicios Financieros de la CE, Michel Barnier, también ha felicitado a la canciller, ha elogiado su "pragmatismo" y "convicciones europeas" y se ha mostrado convencido de que el resultado electoral permitirá a la UE seguir avanzando en la unión bancaria en los plazos previstos.

El comisario de Servicios Financieros ha resaltado que Alemania "ha apoyado" los últimos años la agenda de regulación de Bruselas pese a sus "críticas" o "reservas". "Las cosas avanzan, como ha ocurrido con la primera parte de la unión bancaria, la supervisión, y confío en que mantendremos la calidad de este diálogo para concluir antes de fin de año la segunda parte sobre la resolución", ha dicho Barnier.

Andrés Velázquez
[email protected]