Todos los que estamos a favor de la vida debemos acudir a la "Manifestación en defensa de la Vida, la Mujer y la Maternidad" que se celebrará el próximo 17 de octubre.

Quince años después de la conferencia de El Cairo, los líderes de ONG's pro-aborto procedentes de más de 130 países se han reunido durante la primera semana de septiembre de 2009 en Berlín, para estudiar el estado de sus intereses en todo el mundo y para demandar que la comunidad internacional refuerce su compromiso con el programa de acción acordado en aquella Conferencia, afirma David del Fresno.

Los magnates del aborto comienzan a estar perturbados y han resuelto forzar, a través del escrito, que han ratificado en el encuentro de Berlín, y del que cabe destacar:

Reformar leyes y políticas para proteger y promover los derechos reproductivos. Repeler las leyes restrictivas y punitivas al respecto, en especial las que se refieren al derecho al aborto. Asegurar el acceso asequible a la contracepción y al aborto legal. Todos esos servicios deben ser financiados por el sector público y estar disponibles en los centros de atención primaria. Los proveedores de servicios no deben erigirse en jueces y deben respetar la diversidad. Asegurar los derechos reproductivos de los jóvenes y adolescentes. Garantizar la confidencialidad y eliminar el consentimiento parental y esponsal, así como las restricciones por edad. Reconocer a los defensores de los derechos reproductivos como defensores de los derechos humanos. Asegurar que los gobiernos y los donantes aporten fondos suficientes para cubrir todas las necesidades de la población en materia de SSR.

Se pretende neutralizar el éxito de la próxima "Manifestación en defensa de la Vida, la Mujer y la Maternidad" que se celebrará el próximo 17 de octubre como paso previo al "Congreso Internacional Provida", los delfines del aborto han convocado -justamente para esas fechas- dos cumbres abortistas.

El doctor Nathanson, adelantado valedor del aborto en Estados Unidos, añadido el de su propio hijo, afirma apenado: "La Humanidad hoy se arrepiente de la esclavitud de ayer, y pronto se avergonzará del crimen del aborto".

Clemente Ferrer Roselló

[email protected]