La idea de que el sector naval devolviera las ayudas fiscales de 2.000 millones de euros fue suya. Ahora dice que hay margen para modificar las decisiones

"Esto es una tautología pero que hay que tenerla en cuenta porque es así", ha dicho Almunia tras pronunciar esta frase: "Hasta el día en que la Comisión toma las decisiones, las decisiones no están tomadas". Se refería al posible margen existente aún "para modificar las decisiones sobre la ayuda al sector naval", que existe, según ha manifestado este miércoles en rueda de prensa.

Están en juego 2.000 millones de euros en ayudas fiscales concedidas al sector naval entre 2005 y 2011 que  deberían ser devueltas por sus beneficiarios. La pasada semana, el comisario para la Competencia, enunció que pensaba proponer a la CE que inversores y armadores devolvieran al Estado español las ayudas fiscales recibidas a lo largo de esos seis años. Tanto el Ejecutivo central, los gobiernos autonómicos y todo el espectro político han coincidido en señalar que semejante medida implicaría la desaparición de 87.000 puestos de trabajo.

Almunia ha manifestado su disposición a reunirse con el ministro de Industria, José Manuel Soria, para discutir el tema y ha insistido en que la reunión ha de estar bien preparada. Porque, "si no hay nuevos argumentos jurídicos, no habrá razones para mover la situación de donde está", afirma el vicepresidente de la Comisión Europea. La decisión, el próximo 17 de julio.

Andrés Velázquez

[email protected]