La mitad de las personas con discapacidad afirman tener falta de ayuda para participar en actividades cotidianasEl 44,1% de la población con discapacidad está jubilado, el 14,1% declara estar trabajando y el 12,7% en desempleo. La tasa de paro de la población con discapacidad ascendería al 47,4%, explica la Encuesta de Integración Social y Salud. Año 2012' publicada por el INE. 

El 16,7% de la población de 15 y más años manifiesta algún grado de limitación en la participación social debido a su condición de salud, es decir, según la Clasificación Internacional del Funcionamiento, de la Discapacidad y de la Salud (CIF) se consideran personas con discapacidad.

A medida que aumenta la edad, las limitaciones debidas a la condición de salud se hacen más patentes. Hasta 44 años la discapacidad está presente en menos de una de cada 10 personas, frente a más de cinco de cada 10 entre los mayores de 74 años.  

El grupo de 85 y más años es donde la discapacidad está más extendida. Tres de cada cuatro personas dicen verse limitadas por un problema de salud en algún ámbito de la vida.

Por último, el 50,9% de las personas con discapacidad señala alguna limitación funcional importante (ver, oír, caminar...), el 38,7% para hacer las actividades del hogar (hacer las compras, las tareas del hogar, los trámites administrativos del día a día…) y el 20,6% para llevar a cabo las actividades de autocuidado (comer, asearse, vestirse...).

Entre las distintas situaciones de la vida diaria donde la población con discapacidad ve limitada su participación por su condición de salud, destacan el acceso a un empleo adecuado (40,8%), la movilidad para salir de casa (58,5%) y las actividades de ocio o culturales (69,0%).

Entre las personas con discapacidad menores de 65 años cabe destacar la importancia de las restricciones para acceder a un empleo adecuado (60,7% de este grupo de edad), mientras que entre los de 65 y más años resalta las barreras para salir de casa (68,1%).

Andrés Velázquez
[email protected]