Matilde, nueva reina de los belgas. Aristócrata venida a menos, madre de cuatro hijos, siempre en un voluntario segundo término.
Igualito que nuestra Princesa de Asturias, doña Letizia Ortiz quien continúa sin mostrar el menor arrepentimiento por su pasado salvaje. Natural: en España vamos a tener una reina progresista.
Y no es que lo haya tenido fácil la nueva Reina de Bélgica, no por su pasado, sino por la polémica en torno al pasado de su esposo, el nuevo Rey Felipe I, lo cual, tiene mucho más mérito.

Por lo demás, Matilde se ha ganado a los belgas por su política de austeridad, empezando por su atuendo, y como las comparaciones son inevitables, en Bélgica marcan distancias entre la Reina consorte y saliente, Paola, y su nuera y sucesora.

Eulogio López
[email protected]