• La cifra total de créditos dudosos se ha situado en 192.504 millones de euros.
  • Ante la elevada mora privada, las entidades apuestan por la deuda pública, mucho más segura en estas circunstancias.
  • El crédito a familias y a pymes seguirá siendo muy escaso hasta que no cambie la tendencia actual.
La morosidad de los créditos concedidos por los bancos, cajas, cooperativas y establecimientos financieros de crédito a particulares y empresas ha alcanzado el 13,08% en el mes de noviembre, con lo que marca así un nuevo récord histórico desde que el Banco de España recopila estos datos.

La cifra total de créditos dudosos se ha situado en 192.504 millones de euros. Hace justo un año, tras la petición de rescate para sanear la banca, los dudosos alcanzaron los 191.588 millones.

La morosidad de la banca ha marcado en noviembre una brecha de 3,93 puntos porcentuales respecto al máximo de la crisis anterior, que data de 1994, cuando se estableció en el 9,15%.

Ante todos estos datos, la pregunta es: ¿cómo es posible que los bancos presenten resultados positivos en 2013 con esta morosidad La respuesta es clara: están jugando a deuda pública.

Es decir, como los préstamos a particulares y empresas generan una elevada mora, las entidades financieras apuestan por la deuda pública, que es mucho más segura. Porque 'papa Estado', en principio, no va a dejar de pagar.

Eso sí, a las familias y a las pymes que les den: se les cierra el grifo del crédito y a otra cosa.

Andrés Velázquez

[email protected]