• La reforma de las AAPP se queda en reformita.
  • Si nos atenemos a las palabras de Rajoy, no se reduce el tamaño del Estado. Tan sólo se intentan eliminar duplicidades y centralizar compras.
  • Poco se dice del personal laboral y de los interinos de la Administración, y nada de los miembros de las instituciones.
  • A lo que se añade la lentitud en la supresión de entidades públicas.

Jaime Pérez Renovales (en la imagen) es subsecretario de Presidencia y el encargado de liderar la Comisión para la Reforma de las Administraciones Públicas (CORA). Pues bien, este miércoles, el presidente del Gobierno ha anunciado las líneas generales de la reforma, una de las más demandadas -sino la que más- por los ciudadanos.

Pero ha ocurrido como otras tantas veces en cuestiones importantes: la reforma se queda en reformita. Si nos atenemos a las palabras de Mariano Rajoy, no se reduce el tamaño del Estado, sino que se eliminarán duplicidades y se ahorrarán costes, por ejemplo, centralizando compras.

Otra: se realizará el Presupuesto con base cero y no en función de lo gastado el año anterior.

En resumen, 217 medidas que poco o nada dicen acerca del personal laboral y de los interinos de la Administración. Por supuesto, nada sobre el número de diputados regionales o del propio Parlamento, ni del número de concejales de ayuntamientos, ni tampoco sobre la gran cantidad de asesores que revolotean alrededor de los altos cargos.

A todo esto hay que añadir la lentitud en la eliminación de entidades públicas. Sin duda, la montaña de Renovales parió un ratón.

Pablo Ferrer

[email protected]