• El cuerpo de Seguridad ha realizado tres investigaciones en colaboración con la Inspección de Trabajo y Seguridad Social en esta provincia catalana.   
  • El fraude laboral es una parte considerable del gran fraude fiscal que existe en España.
  • Además la Seguridad Social tiene un gran déficit y en los dos años de la reforma laboral de Rajoy ha perdido más de 769.000 afiliados.

Parece que esta vez la lucha contra el fraude a la Seguridad Social empieza a dar sus frutos, pues este martes la Policía Nacional ha detenido a 214 personas en Tarragona, tras destapar un fraude de 2,8 millones de euros a las arcas públicas. La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez (en la imagen), tiene razones para estar contenta, pues estas actuaciones fraudulentas tienen que ver con la afiliación y la cotización de la Seguridad Social.

Pero estas detenciones no se han hecho de un día para otro, sino que son fruto de las tres investigaciones que ha realizado la Policía Nacional, en las que ha contado con la colaboración de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social en Tarragona. Así, ha descubierto actividades ilícitas por parte de empresas sin actividad real, que eran usadas para dar de alta a trabajadores y así obtener prestaciones y/o subvenciones de forma fraudulenta.

Sabemos que el fraude laboral es una parte considerable del gran fraude fiscal que existe en nuestro país, que tristemente es líder de la Unión Europea (UE) en esto, como les hemos informado en más de una ocasión en Hispanidad. Además a finales del pasado mes de enero constatamos que España tiene demasiada economía sumergida, en gran parte por la crisis económica, pues pasó del 17,8% del Producto Interior Bruto (PIB) en 2008 al24,6% del PIB en 2012. Muy lejos de lo que los expertos consideran un "nivel aceptable", que estaría entre el 6 y el 8% del PIB. Es decir, que cuadriplicamos o triplicamos lo tolerable en economía oculta, algo que no es nada bueno para España.

Pero a la gran cantidad de economía sumergida que tenemos y al nivel de tolerancia que tiene por parte de la sociedad, se suma el déficit de la Seguridad Social. Para 2014, la ministra relató a Hispanidad que estaban previstos 14.000 millones de euros, pero esta cifra se superó en el pasado mes de noviembre, cuando se situó en los 14.327 millones de euros.

Además a todo esto se suma la pérdida de afiliados que tiene la Seguridad Social. En el segundo aniversario de la reforma laboral, puesta en marcha por el Gobierno de Mariano Rajoy, el balance es que en estos dos años la Seguridad Social ha perdido 769.627 afiliados.

Con este panorama, no es de extrañar que Fátima Báñez quiera luchar contra el fraude laboral y parece que poco a poco va obteniendo sus frutos. Esperemos que consiga su objetivo. 

Cristina Martín

[email protected]