Julián Muñoz ha sido condenado a siete años y Mayte Zaldivar, ex mujer del edil, a tres años por el caso blanqueo, una pieza separada de la 'Operación Malaya'

La cantante Isabel Pantoja ha sido condenada a dos años de prisión por blanqueo de dinero en la pieza separada de la 'Operación Malaya' en la que estaba imputada. Sin embargo, no irá a prisión por carecer de antecedentes penales previos y no superar la condena los tres años de prision. La esposa de Julián Muñoz, en cambio, condenada a tres años, tres meses y un día, si ingresará en la cárcel.

El ex edil Julián Muñoz ha ingresado directamente tras conocerse la sentencia, que le condena a siete años. El tribunal ha ordenado su ingreso en prisión incondicional sin fianza, a instancias de la petición de la Fiscalía Anticorrupción, que ha solicitado la modificación de las medidas cautelares para él por el riesgo de fuga y por reiteración del delito.

A los tres se les han impueto multas. La de Julián Muñoz asciende a 3.893.854,9 euros, mientras que a su ex mujer, Mayte Zaldívar, se le ha impuesto una multa de 2.487.088 euros. Isabel Pantoja tendrá que abonar 1.147.148,96 euros.

Julián Muñoz aún tiene que ser juzgado en el caso "Saqueo II", por el que se enfrenta a una posible pena de 13 años y medio de cárcel. Así mismo, figura como uno de los encausados  en la 'Operación Malaya', donde el fiscal solicita para él una condena  de 10 años de prisión.  Julián Muñoz también  se encuentra a la espera que el Tribunal Supremo revise la sentencia del denominado "caso Minutas", por el que fue condenado a siete años y medio de cárcel. El ex edil marbellí ya pasó dos años y medio en la cárcel en prisión preventiva.

La aglomeración de público y medios de comunicación ante los juzgados de Málaga era tal que la integridad de Isabel Pantoja ha llegado a correr peligro. Ha sido empujada y zarandeada. Su chófer ha tenido incluso que subirse al coche para ayudara a entrar. La lectura de la sentencia ha sido pública. Las defensas de los acusados han afirmado que recurrirán contra la misma. 

Sara Olivo
[email protected]