Ya se encarga del caso de los ERE fraudulentos tramitados por la Junta de AndalucíaEl juez decano de Sevilla, Francisco Guerrero, ha decidido que la primera denuncia de Manos Limpias contra el sindicato UGT en Andalucía por el caso de las supuestas facturas falsas sea investigada por la titular del Juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla, Mercedes Alaya, que también se encarga del caso de los expedientes de regulación de empleo (ERE) fraudulentos tramitados por la Junta de Andalucía.

El juez decano ha optado por que la denuncia sea investigada por Alaya al entender que "conoce los mismos hechos por razones de investigación judicial" con anterioridad al Juzgado de Instrucción número 9.

Es verdad que Alaya ya conoce el caso de los ERE y que este podría ser una ramificación. Pero bastante tiene con aquel, que al parecer es descomunal en tamaño. ¿No podría otro juez echarle una mano

José Ángel Gutiérrez

[email protected]