De José Antonio Griñán, presidente socialista de la Junta de Andalucía (en la imagen), ha decidido que todos los niños andaluces que pasen hambre detendrán tres comidas gratis en el cole. Me parece estupendo.

Sólo que la Junta de Andalucía ya ha advertido que tendrá que apoyarse en 'instituciones sociales' porque no tiene dinero ni medios. Es decir, que será Cáritas, especialista en dar de comer a hambriento, quien corra con los gastos materiales y humanos para tan loable labor. Pero, naturalmente, será la Junta quien decida las familias que tienen derecho a ello.

Precisamente Cáritas, es decir, la oscurantista Iglesia Católica a quien los dos partidos que gobiernan Andalucía, PSOE e IU, sacuden una y otra vez, inmisericordes.

A lo mejor, sí tendría dinero el caradura del señor Griñán si dedicara un menor porcentaje de su presupuesto autonómico a sacudir a la Iglesia ya a otras actividades como ideología de género, perversión de la infancia, etc. Y sobre todo, si no fuera el Gobierno andaluz uno de esos puntales de los comecuras que alientan el anticlericalismo en el país que ya empieza a adquirir tintes de violencia física en España.

Y hablando de caradura, también podría afrontar este gasto -pertinente y loable, como creo haber dicho antes- si, por su nefasta gestión, no hubiese suprimido miles de becas de comida para escolares.

¡Pero qué jeta tienes, Griñán!

Eulogio López

[email protected]