Sr. Director:
Si Zapatero ha tenido buen cuidado de proteger la intimidad de sus hijas en la famosa foto, por contra, impulsa el quebranto de la intimidad sexual, que abarca el intelecto, el espíritu y el cuerpo de las adolescentes de este país.

Como madre de una menor, temo que muchas se animen a iniciarse en el sexo al poder obtener la píldora postcoital a la vuelta de la esquina, con  la proliferación lógica de enfermedades sexuales, y el estrago de su afectividad. Como farmacéutica me parece inadmisible que si me niego a dispensarla sea multada con hasta 90.000 euros, o sea arruinada.

Cuando para muchos medicamentos, es indispensable receta, ¿cómo la PDD que tiene entre sus efectos la expulsión del embrión recién concebido, o sea, es abortiva (y las mentiras del Gobierno en este sentido no consiguen anular la verdad), no necesita receta, aun cuando no cure nada sino todo lo contrario? ¿Qué mujeres se formarán para el futuro? Mujeres incapaces de asumir las consecuencias de sus actos, libertinas incapaces de formar una familia con las responsabilidades que conlleva.

Porque promover la promiscuidad juvenil, es hoy, una prioridad de Zapatero.

Isabel Planas

[email protected]