• Ha descendido de media un 1,8% durante el 2013.
  • De esta manera encadena cinco de los últimos seis años en negativo, solo se salvó en el 2010, cuando presentó un leve crecimiento (0,8%).
  • Es, sin duda, otra de las consecuencias de la crisis económica.
  • Todos los sectores presentaron tasas negativas, excepto el de bienes de equipo, y el de bienes de consumo duradero tuvo el retroceso más significativo (-12,1%).
  • Solo en Galicia, Comunidad Valenciana y Cataluña aumentó el IPI durante el año 2013.
  • Sin embargo, la producción industrial tuvo un buen comportamiento en el mes de diciembre, cuando creció un 3,5%. 

En nuestro país las cosas no van demasiado bien para la industria, pues el Índice de Producción Industrial (IPI) cayó una media del 1,8% durante el año 2013, respecto al 2012, según los datos que ha publicado este viernes el Instituto Nacional de Estadística (INE).

De esta manera la producción industrial suma ya cinco de los últimos seis años en negativo. Solo se salvó en el año 2010, cuando presentó un leve crecimiento (0,8%). Los retrocesos más acusados se dieron en 2009 (-16,2%) y 2008 (-6,5%).

Al hilo de esto podemos afirmar que desde el 2008 la producción industrial en España no pasa por su mejor momento, pues cinco años en negativo son muchos y el único año en el que creció tampoco fue un incremento demasiado notable. Sin duda, esto es otra de las consecuencias de la crisis económica.

El descenso anual de la producción industrial en el 2013 se debe a que todos los sectores han tenido tasas negativas, excepto el de bienes de equipo (0,9%). El que ha presentado la caída más fuerte ha sido el de bienes de consumo duradero (-12,1%).

El resto de sectores presentaron también descensos, pero no tan notables. El de bienes de consumo duradero cayó un 1,3%; el de bienes intermedios, un 2,6% y el de energía, un 2,7%. Un panorama que ilustra la mala situación de la industria en nuestro país, ya que en 2013 la producción cayó en todos los sectores y en el único donde creció, lo hizo de forma bastante moderada.

Catorce comunidades autónomas (CCAA) mostraron caídas de la producción industrial, siendo las de Castilla y León (-7%) y Andalucía (-5,9%) las mayores. Solo creció en Galicia (3,4%), Comunidad Valenciana (2%) y Cataluña (0,8%).

Sin embargo, la producción industrial tuvo un buen comportamiento en el mes de diciembre, a pesar de que la tendencia anual haya sido negativa. En el último mes del año el IPI subió un 3,5% en la serie original respecto al mismo mes del 2012, y se situó 3,6 puntos por encima de la tasa de noviembre. Corregidos los efectos de estacionalidad y de calendario, la tasa anual del IPI en el duodécimo mes fue del 1,7%, lo que supone un descenso de siete décimas respecto a la de noviembre.

Todos los sectores industriales tuvieron tasas positivas en diciembre, excepto el de bienes de consumo duradero, que cayó un 7,1%. Los bienes de consumo no duradero crecieron un 5,8%; los bienes de equipo, un 4,2%; los bienes intermedios, un 3,1% y la energía, un 1,1%.

Si se atiende a la tasa mensual, es decir, diciembre sobre noviembre, la tasa de IPI bajó un 0,3% eliminados los efectos estacionales y de calendario, un descenso inferior en 1,2 puntos a la de noviembre.

En el mes de diciembre, doce CCAA presentaron tasas de producción industrial positivas, destacando Asturias (12,3%), Baleares (11,3%) y Andalucía (8%) con los mayores aumentos. Mientras que los mayores descensos se dieron en Cantabria (-4,8%) y Castilla-La Mancha (-2,3%).

Nuestros políticos siguen empeñados en decirnos que hay signos de recuperación económica y es cierto que hay algunos indicadores que presentan una leve mejora, pero sin duda el IPI no es uno de ellos.

Cristina Martín

[email protected]