Las sanciones pueden alcanzar el millón de euros para los reincidentes

Montilla lo niega, pero en Cataluña se multa por rotular en castellano. Así lo prueban las imágenes difundidas por Ciutadans, en las que algunos comercios han hecho ligeros cambios para pasar de rotular sólo en castellano a hacerlo solo en catalán. Puede que los nacionalistas hayan conseguido por ley que se rotule en catalán, ahora bien, el espíritu chapucero continúa presente.

En Facebook ya está difundiéndose la campaña contra las multas lingüísticas, que pueden alcanzar los 10.000 euros para quienes no rotulen su negocio en catalán. Las sanciones pueden llegar hasta 1.000.000 euros  para los  reincidentes.

Mariano Tomás

mariano@hispanidad.com