• El segundo Informe de la Felicidad elaborado por el Instituto Coca-Cola de la Felicidad afirma que el 54% de los españoles son felices.
  • Por supuesto, Cristo no tiene nada que ver con la realización del hombre. A Dios ni se le nombra en el estudio.
  • Y, por supuesto, el compromiso matrimonial tampoco.
  • Ni tan siquiera el 'divulgador científico', Eduardo Punset, considera el compromiso matrimonial como solidario.

Definitivamente, el dinero no da la felicidad aunque, como responde Manolito a Mafalda, "¡vaya maña que se da para conseguirlo!".

Según el 'Segundo Informe de la Felicidad 2007-2013: Evolución de la felicidad en España', que así se llama este concienzudo trabajo elaborado por el Instituto Coca-Cola de la Felicidad y presentado este miércoles, el porcentaje de españoles felices en 2010 era del 52%. En 2013, el 54% de los encuestados se declaró feliz. Y eso que la situación económica no sólo no ha mejorado sino que ha ido a peor en estos tres años. Eso sí, en 2007, justo antes del descalabro económico, se declararon felices el 82% de los españoles.

En cualquier caso, el español feliz -tanto él como ella- tiene pareja, hijos, es optimista y solidario. Eso sí, está preocupado por el medioambiente.

Por supuesto, para la multinacional Coca-Cola, Cristo no tiene nada que ver con la realización del hombre. ¿A que no adivinan cuántas veces aparece la religión en el informe Cero. Ni siquiera como concepto general.

Y, por supuesto, tampoco se menciona el matrimonio. Para Coca-Cola sólo cuenta el hecho de vivir en pareja. No importa si cambia cada cierto tiempo. A ver si en el tercer informe nos aclaran este punto y nos dan, al menos, unas directrices sobre cuánto tiempo deben permanecer juntas.

Pero es que ni siguiera el divulgador científico Eduardo Punset -así es como lo presentan- considera el compromiso matrimonial como solidario. Para Punset, "el primer requisito de la felicidad es el de formar parte de una manada".

Sea como fuere, este informe es una muestra clara de la aportación de Marcos de Quinto, presidente de Coca-Cola España (en la imagen), a los problemas del mundo. Gracias, Marcos.

Andrés Velázquez

[email protected]