• Montoro lo achaca al afloramiento del "déficit oculto" y de facturas no pagadas y le resta importancia: no pasa nada porque se está reduciendo el déficit.
  • La deuda alcanza un nuevo récord, 954.863 millones de euros hasta septiembre, 10.181 millones de euros más que en agosto.
  • En tasa interanual, la deuda pública experimentó hasta septiembre un incremento del 16,7% frente a los nueve primeros meses de 2012.
Según el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, el nuevo record de deuda registrado en agosto y conocido este viernes se ha producido por el afloramiento del "déficit oculto" y de facturas no pagadas.

Por eso, durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, ha quitado importancia al dato. Según Montoro, no pasa nada porque se está reduciendo el déficit.

Lo cierto es que la deuda pública hasta agosto se encuentra a un punto del objetivo para todo el año 2013, situado en el 94,2%, y todavía lejos del 98,9% que contempla el Ejecutivo para el próximo ejercicio, según las nuevas previsiones del Gobierno, recogidas en los Presupuestos del Estado para 2014.

La deuda del conjunto de las administraciones públicas alcanzó los 954.863 millones de euros hasta septiembre, lo que supone 10.181 millones de euros más que el mes anterior, con lo que ya supera el 93% del PIB (93,3%) y marca un nuevo récord, según datos del Banco de España.

Este cálculo se ha hecho con un PIB de 1.022.514 millones de euros, teniendo en cuenta la evolución económica de los últimos cuatro trimestres, según las estimaciones del Instituto Nacional de Estadística (INE), que son las que toma el Banco de España.

En lo que va de año, la deuda de las administraciones públicas ha crecido todos los meses, salvo en enero, abril y agosto. El mayor incremento del endeudamiento se produjo en febrero, cuando la deuda aumentó en más de 30.000 millones de euros, y en mayo, cuando repuntó en más de 25.000 millones.

En tasa interanual, la deuda pública experimentó hasta septiembre un incremento del 16,7% frente a los nueve primeros meses de 2012, cuando el endeudamiento de las administraciones públicas alcanzó los 818.003 millones de euros.

La deuda sigue creciendo de manera desbocada. Y eso no es bueno, porque hay que devolverla y con intereses, los cuales se llevan gran parte de los gastos de los presupuestos, y así no podemos invertir en otras cosas como políticas sociales, etc.

Andrés Velázquez
[email protected]