Se situó en 798.039 millones en el undécimo mes por el avance de los créditos hipotecarios y de los créditos al consumo

La deuda de las familias creció un 0,52% en el pasado mes de noviembre, algo que no ocurría desde junio, y se situó en los 798.039 millones. Así, se sigue manteniendo en cifras bajas desde que el país está en crisis, según los datos del Banco de España.

Esta subida se explica por el avance del 0,14% de los créditos hipotecarios, hasta los 616.028 millones de euros, y por el incremento de la deuda por créditos al consumo del 1,6%, hasta los 178.993 millones. Pese a ello, la deuda de las familias en términos interanuales volvió a caer, en concreto un 5,2%. Los créditos hipotecarios cayeron un 4,2% interanual y los créditos al consumo, un 8,6%.

Sin embargo, la deuda de las empresas descendió en noviembre un 0,49% y sumó 1,084 billones de euros, la cifra más baja desde marzo de 2007. En términos interanuales bajó un 8,7% por la disminución de los préstamos de entidades de crédito residentes y los préstamos titulizados fuera de balance, que se redujeron un 14,6%, hasta los 662.790 millones de euros.

Cristina Martín

[email protected]