• El Ejecutivo Rajoy decidirá entre esa horquilla, para el 1 de enero.
  • La CNMC propone al Gobierno un plan de fijación del precio de la electricidad, utilizando el mercado de futuros.
  • Ojo, pero no dispone. La decisión última, tanto de la tarifa de la luz como del nuevo sistema, será del secretario de Estado de Energía, Alberto Nadal.
  • Conclusión: El ministro Soria consigue que la gente no se le eche encima, con una subida del 11% del precio de la luz.
  • Eso sí, ahora tendrá que buscar otro sistema de subasta. Y ahí, Nadal se la juega... y Soria también.
  • Concluyendo: hemos salvado el apuro pero no hemos arreglado nada.

Naturalmente, si a eso sumamos el coste de los peajes, la subida final sería entre el 2,4 y el 4%.

Empecemos por el final. La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) aconseja al Gobierno Rajoy que la tarifa de la luz suba entre un 1,4 y un 2,9% el 1 de enero. Para ello, le permite la utilización como referencia de los mercados de futuros de la electricidad. Dependiendo del periodo de cómputo que se utilice, da una u otra cifra.

Ahora bien, la sorpresa ha llegado a la hora de pasar del huevo al fuero. En otras palabras, a la amenaza y consiguiente polémica, de una subida del recibo de la luz del 11% que puso en solfa todo el mecanismo de subasta. Entonces se dijo que la CNMC elaboraría un nuevo sistema para fijar la tarifa. Pues ahora resulta que no. Había prisa por aprobar la subida para el 1 de enero sin que al ministro José Manuel Soria (en la imagen saludando a Alberto Nadal) le echaran a los leones, y con él al conjunto del Gobierno Rajoy. Pues bien, la propuesta de la CNMC se lo pone fácil al Gobierno con una subida moderada. Pero, a partir de ahora será el propio Gobierno quien dictamine cuál el sistema de fijación de precios.

En concreto, exsecretario de Estado de Industria, Alberto Nadal, que necesita redimirse de una gestión, por el momento, desastrosa.

Si quieren saber más sobre cómo se forman los precios en el sector les aconsejo este blog de la propia CNMC: es bello e instructivo. Por cierto, al Gobierno no le ha agradado la campaña de publicidad de Iberdrola, que pretende dejar claro que la luz sube por dos razones: los impuestos del Gobierno y las subvenciones a la energía verde.

Miriam Prat

[email protected]