• Lo que, como explica el Gobierno español, beneficia a las empresas que registran su domicilio fiscal en la colonia pero desarrollan su actividad en España.
  • Estas investigaciones se unen a las acusaciones españolas de contrabando y a las denuncias medioambientales presentadas por Madrid contra las autoridades del Peñón.
  • A todo esto, los 70 bloques de hormigón siguen en la Bahía de Algeciras.
Esto se pone interesante. La Comisión Europea (CE) ha anunciado hoy miércoles que ha abierto una investigación en profundidad sobre el régimen del impuesto de sociedades de Gibraltar, que había denunciado España en junio de 2012, al sospechar que puede estar infringiendo las normas comunitarias de ayudas de públicas. ¿Qué pensará Picardo

Lo que va a investigar Bruselas es que el régimen gibraltareño reduce del 22% al 10% el impuesto de sociedades lo que, según el Gobierno español, beneficia a las empresas que registran su domicilio fiscal en la colonia pero desarrollan su actividad en España.

Un chollo: te domicilias en Gibraltar, pero operas en España y así pagas menos impuestos. En su día, el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García Margallo (en la imagen), calificó a la economía gibraltareña como la "cuarta del mundo" en términos de renta per cápita, y explicó que sólo en lo que va de año se han creado 1.075 sociedades en el Peñón, lo que supone un crecimiento del 20%. "Habrá que explicar a qué se debe ese apetito societario".

Como todos sabemos, esta irregularidad es una de tantas que se cometen en el Peñón, como las 60.000 descargas por bunkering, "similar a las cifras que hay en los Países Bajos", según afirmó también Margallo. Y recordó que en 2012 creció a un ritmo del 7,8%. "Es sorprendente que un país periférico, con 6,8 kilómetros cuadrados y sin recursos naturales conocidos alcance esas cotas de prosperidad", afirmó.

El ministro de Exteriores enumeró las empresas opacas existentes, las cifras de importación de tabaco y su régimen fiscal para, a continuación, señalar con ironía: "Bienvenida sea la felicidad ajena, pero no si es a costa nuestra". Y explicó que muchos gibraltareños "disfrutan" de los servicios sociales que pagan los españoles.

Las denuncias sobre el régimen fiscal de Gibraltar se unen a las acusaciones españolas de contrabando en y desde la Roca, de las que los inspectores de Bruselas todavía no ha publicado sus conclusiones. Además, Bruselas examina las denuncias medioambientales presentadas por Madrid contra las autoridades del Peñón.

¿Que qué hay que hacer con Gibraltar García-Margallo ha recordado que las resoluciones de la ONU "establecen que Gibraltar es un territorio autónomo sujeto a descolonización", "es un territorio en que se aplica el principio de unidad territorial y no el de autodeterminación" y "es un proceso que debe resolverse por la vía de negociación entre las dos partes". Esta negociación, ha añadido, "se empezó sin éxito en Lisboa, se continuó en Bruselas y el Gobierno español quiere retomar esas conversaciones sobre soberanía para cumplir las resoluciones de Naciones Unidas".

Por cierto, a todo esto, los 70 bloques de hormigón lanzados 'con gran dignidad' en la bahía de Algeciras por el Gobierno del 'alcalde' británico de Gibraltar, Fabián Picardo, siguen en el fondo del mar y los pescadores españoles sin poder pescar.

José Ángel Gutiérrez
[email protected]