• Las previsiones de la CE desmontan las del Gobierno: la economía caerá en 2013 un 1,5%, en lugar del 1,3% del Ejecutivo Rajoy.
  • La CE prevé que el déficit español se sitúe este año en el 6,5% del PIB (en lugar del 6,3% que espera Guindos) y volverá a subir en 2014 al 7% (en lugar del 5,5%).
  • Eso sí: en el conjunto de 2014, España crecerá un 0,9% -en lugar del 0,5% previsto por el Gobierno-.
  • Y la CE prevé una tasa de paro en 2013 que se situará de media en el 27% de la población activa (el Gobierno, del 27,1%).
El Gobierno presentó el viernes 26 de abril las previsiones económicas para los próximos años recogidas en el Programa de Estabilidad 2013-2016 aprobado en el Consejo de Ministros y que se enviará a Bruselas.

El Ejecutivo rectifica la previsión de variación del PIB del -0,5% al -1,3% para este año. Para los siguientes ejercicios se estima un crecimiento de medio punto en 2014, del 0,9% en 2015 y del 1,3% en 2016. Respecto al déficit del conjunto de las administraciones públicas, el Gobierno estima que en 2013 se situará en el 6,3% del PIB, y bajará al 5,5% en 2014, y al 4,1% en 2015 para situarse en el 2,7% en 2016. Asimismo, respecto a la tasa de paro, el Ejecutivo previó que este año podría cerrar con una tasa de paro del 27,1%, para bajar al 26,7% en 2014 y al 25,8% en 2015. El nivel de deuda pública estará en el 91,4% del PIB este año y rondará el 100% del PIB en 2016.

Pues bien, la Comisión Europea ha corregido este viernes a la baja las previsiones económicas que el Gobierno de Mariano Rajoy presentó hace sólo una semana y ha pronosticado una contracción del 1,5% para este año -en lugar del 1,3% que espera el ministro de Economía, Luis de Guindos-. Además, la Comisión Europea (CE) prevé que el déficit español se sitúe este año en el 6,5% del PIB (en lugar del 6,3% que espera Guindos) y volverá a subir el año que viene al 7% (en lugar del 5,5%).

En el conjunto de 2014, España crecerá un 0,9% -en lugar del 0,5% previsto por el Gobierno-. La CE prevé una tasa de paro en 2013 que se situará de media en el 27% de la población activa. Y el nivel de deuda aumentará del 84,2% en 2012 al 91,3% este año y al 96,8% en 2014 debido a "los grandes déficits públicos, el bajo crecimiento nominal del PIB y los costes de la recapitalización bancaria".

Por todo ello, el comisario  europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rhen (en la imagen), ha confirmado que dará dos años extra a España, hasta 2016, para reducir el déficit público por debajo del 3% que fija el Pacto de Estabilidad debido al empeoramiento de la situación económica. "Teniendo en cuenta el empeoramiento de las perspectivas económicas y gracias a la credibilidad de la estrategia presupuestaria a medio plazo, hemos aconsejado el Gobierno español ampliar el plazo para corregir el déficit excesivo en dos años, de 2014 a 2016", ha dicho Rehn en rueda de prensa para presentar las previsiones económicas de primavera.

Esta prórroga, ha resaltado el vicepresidente de la Comisión, "todavía supondrá un esfuerzo de consolidación significativo pero realista". Rehn ha acogido con satisfacción el nuevo plan de estabilidad y reformas anunciado por el Gobierno de Mariano Rajoy la semana pasada por considerar que "parecen estar muy en línea con las expectativas" del Ejecutivo comunitario.

La conclusión es lógica: nos quedan todavía años -hasta 2016- de austeridad a rajatabla. Porque a la reducción del déficit hasta el 3% en 2016 se añade que el déficit español se situará este año 2013 en el 6,5% del PIB y volverá a subir el año que viene (en 2014) al 7%. O sea, hay que bajar del 7% al 3% en dos años: cuatro puntos porcentuales.

La que nos espera.

Andrés Velázquez

[email protected]