Hay bancos que aumentaron sus beneficios durante 2013 en un 73% (Bankinter) y otros que han triplicado sus resultados como Sabadell. Y eso es bueno, que conste, pero llama la atención que tal cosa se produzca con una morosidad del 13%.

Y todo ella lleva a una conclusión: los bancos no dan crédito porque no les da la realísima gana. De acuerdo, matizo: no dan créditos porque la morosidad es alta. Pero es que eso se supone que es un banco: un prestamista que asume riesgos. A la hora de la verdad acabamos en la definición de banco de los viejos castellanos: "Una entidad creada para prestar dinero a quien no lo necesita".

Ahora mismo, la banca española gana dinero en España por no dar crédito. Juega a dos negocios: la intermediación en deuda pública -que no es buena para los españoles con una deuda creciente- y las comisiones de banca personal: fondos, seguros, medios de pago, etc.

En otras palabras, una banca, en parte salvada gracias al dinero público no está ayudando al público español ni a la empresa española, sólo al Estado.

Eulogio López

[email protected]