• "Que planteen entregarse y colaborar para esclarecer asesinatos. ¡Y a la cárcel!", afirman desde la asociación.
  • ETA pedirá impunidad y amnistía a cambio de entregar algún zulo y sin pedir perdón ni disolverse, o sea, un chollo.
  • Las víctimas, indignadas: "Unos verificadores pagados (y muy bien) por ETA vienen a España a decirnos que hay que hacer lo que ETA quiere; es una vergüenza". 
ETA solo se mostraría dispuesta a llevar a cabo un desarme en toda la regla si el Gobierno acepta negociar las «consecuencias del conflicto», es decir, amnistía general para sus presos y huidos, en respuesta a unos primeros gestos relacionados con el precintado de unos cuantos «zulos»; pero sin compromiso alguno por parte de la banda de disolverse o pedir perdón a las víctimas.

La banda terrorista exigiría además a los gobiernos de Francia y España impunidad para los etarras que participen, en una segunda fase, en el sellado de nuevos depósitos de armas y explosivos; garantías para que los «verificadores» puedan llevar a cabo la labor encomendada, y la designación de un tercer país «neutral» como escenario de estas maniobras propagandísticas. Estas propuestas trampa serán difundidas mañana viernes en un acto en Bilbao, informa hoy ABC.

Hispanidad ya publicó que proetarras de Bildu o Sortu descubrirán un día de estos un zulo repleto de armas y explosivos y los entregarán a los mediadores internacionales, tipo Brian Curry o el ex de la ONU, Kofi Annan, para que, una vez conseguida una más que aceptable cuota de poder político, los terroristas puedan decir que han dado un paso definitivo hacia la "normalización del País Vasco".

Es decir, ETA busca un chollo: sin coste alguno para sus asesinos, después de estar matando durante 40 años y sin pedir perdón ni disolverse, a cambio de cuatro pistolas escondidas en zulos.

La reacción de las víctimas no se ha hecho esperar. Y desde la AVT, en twitter, apuntaban: "ETA escenificará su gran mentira en los próximos años. Que planteen entregarse y colaborar para esclarecer asesinatos. ¡Y a la cárcel!". "Todo listo para la gran mentira etarra. La gran farsa. Y sólo quieren una cosa: impunidad. ¡Ya está bien de dar credibilidad a asesinos!". "ETA exige impunidad para realizar la farsa de un desarme con condiciones". "Unos verificadores pagados (y muy bien) por ETA vienen a España a decirnos que hay que hacer lo que ETA quiere. Es una vergüenza".

José Ángel Gutiérrez
[email protected]