El Gobierno quiere demostrar así que no ha cedido en la lucha contra ETARecientemente, la Guardia Civil efectuó una operación contra Herrira, la plataforma de apoyo a los presos de ETA, que se saldó con 18 detenidos, el registro de sus cuatro sedes y el cierre de 32 perfiles en Twitter, 125 perfiles en Facebook y 38 páginas webs, además del bloqueo de las cuentas bancarias.

Los arrestos se produjeron en el transcurso de una reunión interna de su 'Dirección Nacional', que se estaba celebrando en la localidad guipuzcoana de Hernani.

Ese operativo de la Guardia Civil se llevó a cabo en el País Vasco y Navarra por orden de la Audiencia Nacional. El juez y el Instituto Armado consideran que Herrira es sucesora de la plataformas Gestoras pro Amnistía y Askatasuna, ilegalizadas por su pertenencia a ETA.

Según ha sabido Hispanidad, la decisión de actuar contra Herrira, ordenada por el juez, se debe a la constancia, por parte de la Guardia Civil, de que se habían producido más de cien homenajes -llamados 'ongi etorri'-  a presos de ETA por parte de la plataforma de apoyo. La acumulación de homenajes en tal número se sale de una acción esporádica y se convierte ya en un enaltecimiento sistemático y organizado de apoyo a los presos de ETA.

El Gobierno quiere demostrar así que no ha cedido en la lucha contra ETA. Tanto es así que asociaciones de víctimas del terrorismo, como AVT, manifestaron su satisfacción por la operación contra Herrira.

Andrés Velázquez
[email protected]