No, si yo no les hablo del juez Ferrín (en la imagen) para que ustedes apoyen con su aportación a un hombre al que la combinación letal PSOE-PP ha inhabilitado como juez y encima arruinado con sanciones. Pero también porque soy un egoísta, porque el caso Ferrín me parece un maravilloso trasunto de la gran marranada en que se ha convertido la justicia y la política españolas.

Esto marcha. Las dos lesbianas que denunciaron al juez Fernando Ferrín, el caso utilizado por el 'lobby gay', por el PSOE y por el PP, para masacrar al susodicho, se han divorciado. De mutuo acuerdo, naturalmente. Y la niña Candela queda bajo la custodia de su madre biológica. Esta niña ha sobrevivido ya a un divorcio hetero y ahora a un homo. Ha sido educada por varón y mujer, luego por dos mujeres, luego por su madre, en solitario. Está claro: hay que rezar por esa niña.

Y ahora, la moraleja: un juez que se atreve a la obviedad -peligroso, muy peligroso- quiere que los expertos le digan si una niña casi bebé está mejor con padre y madre que con dos madres. Por atreverse a preguntar es masacrado por los expertos del PP -no del PSOE- y por jueces del PP -más que del PSOE-. Y entonces resulta que aquello por lo que habían luchado las dos lesbianas no sirven para nada porque se divorcian.

Por cierto, los famosos expertos, es decir, los servicios sociales de la Comunidad de Murcia, gobernada por el PP desde hace dos décadas, están concediendo más apoyos a parejas homosexuales que quieren adoptar que a los heterosexuales. Este partido es grandioso, sí.

Así que les vuelvo animar a ayudar al juez Ferrín, todo un testimonio. Al menos que les dé un poco de vergüenza.

Para ayuda el juez Ferrín, haga su ingreso en BARCLAYS BANK S.A.E.: 0065-0036-71-0001089147

Eulogio López

[email protected]