Naciones Unidas, el principal soporte ideológico del Nuevo Orden mundial, aprovecha la Jornada mundial de la Juventud de Río de Janeiro convocada por el Papa, para organizar una contra-reunión, llamada "Jóvenes por la paz", con el apósito del desarrollo sostenible.

Me explico: mientras el Papa Francisco plantea la JMJ bajo el principio evangélico de "haced discípulos a todos los pueblos", la ONU ha organizado una reunión paralela bajo el eslogan "Los Jóvenes y cultura de la paz".

¿Cómo es posible que la ONU se inmiscuya en un acto religioso con un mensaje tan panteísta como el del desarrollo sostenible Pues porque los organizadores brasileños de la JMJ han dado pábulo a la ONU para esta ceremonia de la confusión que no pretende otra cosa que contra-programar al Papa Francisco.

Ya saben: tan prudentes como las serpientes y tan astutos como las palomas. ¿O era al revés

Eulogio López

[email protected]