La empresa Ikea ha lanzado una campaña de publicidad, a nivel internacional, en la que se defiende la vida.
Se trata de un matrimonio oriental, que con ilusión esperan su primer hijo; la primera vida.Se muestra el gozo de la paternidad y la maternidad. Después del primer hijo nace el segundo y así sucesivamente.
Se vive con intensidad la ternura de los padres hacia sus hijos.

El líder de Fórmula1, Fernando Alonso, sigue como prescriptor del Banco de Santander. Así mismo, Cristiano Ronaldo, anuncia la entidad financiera portuguesa, Banco Espíritu Santo y Leo Mesi las zapatillas Adidas. También, Bertín Osborne, en el ocaso de su vida artística, acepta prestar su imagen a cualquier tipo de publicidad: un anuncio para la instalación de una ducha especial.

Por otra parte, la empresa Publimedia, gestora de la publicidad que llevan los autobuses de la Empresa Municipal de Transportes, vetó una campaña de la asociación estadounidense 'Catholics for Choice'. Este colectivo, que defiende el aborto en determinados casos y el uso del preservativo, tenía previsto lanzar una campaña de publicidad exterior bajo el eslogan "Creemos en Dios, creemos que el sexo es sagrado, creemos en cuidar el uno del otro y creemos en el uso del condón".
Publimedia
decidió vetar la campaña porque podría resultar "ofensiva" "La empresa ha valorado que el contenido podría herir la sensibilidad de una parte significativa de la población".

El portero del Liverpool, Pepe Reina, se ha visto sumido en la tormenta a raíz del anuncio que ha interpretado para la multinacional de seguros Groupama y en el que se hace una bufonada con una tribu africana. La ONG británica Operation Black Vote (Operación Voto Negro) refutó el spot. La compañía aseguradora ha excluido el anuncio de los diversos canales de televisión, según The Guardian.

El director de Ryanair ha asegurado que no desistirá de utilizar imágenes de jóvenes azafatas para sus actividades promocionales, como el calendario de la compañía a pesar de que, el último anuncio, ha sido censurado por la ASA. El mismo anuncio reaparecerá el próximo año. 

El tenista Rafa Nadal es uno de los dos intérpretes del "especial bañadores" de la revista Sports Illustrated. Comparte la sesión fotográfica, un tanto erótica, con la modelo israelí Bar Refaeli. Por último, el anuncio protagonizado por David Beckham para H&M fue para la promoción de la multinacional de la moda en la Super Bowl. El valor del anuncio reside en su propio protagonista, que desfila, en calzoncillos, para anunciar su nueva línea de ropa interior. Una bochornosa exhibición.

Es necesario ofrecer una mejor publicidad, que junto a la imagen de solidez, seguridad y seriedad, se difunda una mayor imaginación y una mejor creatividad pero que no manipule al consumidor con campañas publicitarias voluptuosas.

Clemente Ferrer
[email protected]