• Juan Orlando Hernández es contrario al gaymonio, a la adopción de niños por parejas del mismo sexo y a ampliar la despenalización del aborto.
  • El heredero del trono ya ha asistido a 66 ceremonias de transmisión del mando presidencial, la mayoría en Hispanoamérica. 
El Príncipe de Asturias ha llegado este domingo a Honduras, donde hoy lunes asistirá a la investidura del presidente Juan Orlando Hernández (en la imagen).

El problema es que ha llegado con retraso, tras detectarse un fallo en el sensor del avión, uno de los dos Airbus A-310 de la Fuerza Aérea Española, que obligó a una parada en República Dominicana. Y como ya es la segunda vez que un avión en el que viaja el Príncipe tiene problemas, el ridículo empieza a ser molesto.

El caso es que, por fin, el avión ha aterrizado en Tegucigalpa a las las 00.05 horas peninsulares. A pesar del retraso, don Felipe ha sido recibido a pie de pista en la Base Aérea Soto Cano por el presidente saliente, Porfirio Lobo, tal y como estaba previsto.

También tendrá lugar una entrevista entre el Heredero de la Corona y el presidente entrante, Juan Orlando Hernández.

El presidente hondureño Juan Orlando Hernández (Partido Nacional) es un empresario, abogado y reservista y en su campaña electoral afirmó que afrontará los problemas de seguridad, desempleo y pobreza que sufre Honduras. Hernández es enfrenta a las imposiciones del Nuevo Orden Mundial (NOM), al oponerse al matrimonio gay y a la adopción de niños por personas que sean del mismo sexo. 

Y en el tema del aborto, no está dispuesto a aumentar los supuestos que ya recoge el Código Penal Hondureño: "(Estoy) en contra (del aborto), solo bajo la salvaguarda que ya dice el Código Penal cuando se pone en riesgo la vida del niño o de la madre, es un tema que ya la legislación hondureña lo ha venido recogiendo", dijo Hernández en una entrevista.

No es la política del 'aborto cero', pero algo es algo....

Por otra parte, la asistencia del Príncipe a la toma de posesión de Hernández supone la número 66 de las ceremonias de transmisión del mando presidencial a las que habrá acudido desde la primera en Guatemala en 1966. Y en este 2014, tiene previsto acudir a otras cinco en Chile (marzo), Costa Rica (mayo), El Salvador (junio), Panamá (julio) y Colombia (agosto).

Y hace muy bien el Príncipe en ir a las tomas de posesión de los mandatarios hispanoamericanos. Como dice Enrique González en su libro  Pensar España con Julián Marías, "la función del monarca se manifiesta en su origen histórico, en la continuidad, en la simbolización de un pasado que fue común a España e Hispanoamérica". Y añadía el filósofo español Julián Marías, "el mundo hispánico es algo demasiado importante para estar sujeto a los vaivenes de la política, que debe reflejar la realidad de los países, más que de sus gobiernos, y que cuenta con el símbolo y la clave histórica que es el Rey de España, sucesor de los que reinaron durante siglos en todo ese mundo" (Pensar España con Julián Marías, Enrique González, Rialp, pag. 157-158).

José Ángel Gutiérrez
[email protected]