Bajo estas líneas publicamos un artículo anónimo difundido por la red y la correspondiente respuesta, remitida a Hispanidad por Aurelia Álvarez

Artículo anónimo:

Ha dicho la Presidenta de la Comunidad de Madrid que es indecente que mientras la inflación es -1%, los funcionarios además de tener plaza fija, tengan una subida salarial del 5%   (gran mentira por cierto).

Me gustaría transmitirle a esta Sra. lo que considero indecente.

Indecente, es que el salario mínimo de un trabajador sea de 624  €/mes y el de un diputado 3.996 pudiendo llegar con dietas y otras prebendas a 6.500 €/mes;

Indecente, es que un catedrático de universidad o un cirujano de la sanidad pública ganen menos que el concejal de festejos de un ayuntamiento de tercera;

Indecente es que los políticos se suban sus retribuciones en el porcentaje que les apetezca, (siempre por unanimidad de todos los partidos, por supuesto y al inicio de la legislatura);

Indecente es comparar la jubilación de un diputado y el de una viuda;

Indecente es que un ciudadano tenga que cotizar 35 años para percibir una jubilación y a los diputados les baste con siete y los miembros del gobierno para cobrar la pensión máxima solo necesiten jurar el cargo;

Indecente es que los diputados sean los únicos trabajadores (¿?) de este país  que están exentos de tributar un tercio de su sueldo del IRPF;

Indecente es colocar en la administración miles de asesores, amigotes con sueldos que ya desearían los técnicos más cualificados;

Indecente es el millonario gasto en mediocres TV creadas al servicio de la pervivencia en el trono de políticos más mediocres;

Indecente es el ingente dinero destinado a sostener los partidos aprobado por los mismos políticos que viven de ellos;

Indecente es que a un político no se le exija superar una mínima prueba de capacidad para ejercer su cargo (y no digamos intelectual o cultural);

Indecente es el coste que representan a los ciudadanos sus comidas, coches oficiales, chóferes, viajes siempre en gran clase y tarjetas de crédito por doquier; (Tenemos mas coches oficiales en España que entre Francia , Alemania y EEUU juntos.....alucina)

Indecente es que sus señorías falten de su escaño en los plenos una y otra vez y tengan seis meses de vacaciones al año

Indecente es que sus señorías cuando cesan en el cargo tengan un colchón del 80% del sueldo durante 18 meses; (no vaya a ser que con lo ""poquito"" que han cobrado en su legislatura no les llegue)

Indecente es que ex ministros, ex secretarios de estado y altos cargos de la política cuando cesan son los únicos ciudadanos de este país que pueden legalmente percibir dos salarios del erario público;

Indecente , es que se pongan a parir en los debates la izquierda y la derecha y luego cenen juntitos en los mejores restaurantes ...y todo a cargo de nuestros bolsillos.

¿Qué se puede hacer ?  Quedarnos de brazos cruzados , como siempre o hacer una gran protesta ?

Se está proponiendo hacer una gran protesta PACIFICA a nivel nacional, para que nos dejen de tomar por tontos , fecha el 6 de septiembre del 2009 , pásalo a todos tus contactos por móvil o por mail, que hay tiempo de organizarlo. 

Se está planteando declarar el  6  de septiembre  de 2009 " día nacional de sus señorías

PÁSALO, PÁSALO PÁSALO



Respuesta de Aurelia Álvarez

UNA INDECENCIA NO TAPA OTRA:

Comparto punto por punto todas las indecencias que el texto denuncia y apoyaré la protesta en contra de sus señorías, pero una indecencia no tapa otra, ni la justifica.

Personalmente creo que España es un país que mantiene un sistema de castas, una de ellas es la clase política y la otra es el funcionariado. Mi crítica no es a los funcionarios, sino al sistema que por hacer un examen te hace intocable y termina sacando lo peor de las personas. Si, intocable, ya que puedas ejercer durante años con total falta de profesionalidad y productividad y no te pasa absolutamente nada.

Además disfrutan de unas prebendas que ya las quisieran para sí el resto de los asalariados y autónomos, como los moscosos que traducidos a dinero les haría dejar de quejarse por sus bajos sueldos.

Para mi el sistema funcionarial y la inmunidad de los políticos son dos canceres sociales que corroen la vida diaria del resto de los millones de habitantes del país.

Hay que tener en cuenta que los cuatro pilares sobre los que recae el engranaje social están podridos por esta situación:

-La educación

-La sanidad

-La justicia

-El poder legislativo

Esto junto con la burbuja inmobiliaria y especulativa es la causa real de la actual situación de crisis, lo peor: ¿quién pone el cascabel al gato?

A ver quién es el valiente que acaba con el sistema funcionarial tal como esta diseñado o se atreve a proponer listas abiertas y a rebajar la inmunidad de la clase política.

Sólo deseo que la crisis sea de tal calado que haga tambalearse al sistema, que no haya más remedio que replantearse todos estos temas y tomar medidas, pero mientras el españolito de a pie sólo tenga a bien calentarse la boca en el bar o mientras espera en las colas del INEM seguiremos como estamos.

Hemos llegado a esta situación y a tantas otras, por nuestra pasividad, somos una cultura individualista, desorganizada y por tanto manipulable en grado sumo.

Lo dicho, a ver qué ocurre después del verano, quizá con más de cinco millones de parados se nos abran las carnes y se movilice la ciudadanía.

Aurelia Álvarez

[email protected]