Los incendios, la sequía y las inundaciones causaron graves daños en el sector

El Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas ha aprobado la Orden Ministerial que reduce para el periodo impositivo 2012 los módulos agrarios aplicables a los agricultores y ganaderos que hayan sufrido en este ejercicio los graves efectos de las situaciones climáticas excepcionales con grave perjuicio para sus explotaciones, como la sequía, los graves incendios e inundaciones. La medida ha sido publicada este martes en el Boletín Oficial del Estado, antes del plazo de inicio de declaración para estos contribuyentes, que comienza el 24 de abril para las declaraciones telemáticas, y el 6 de mayo para las que se presentan por otros medios.

Como consecuencia del importante número de situaciones climáticas excepcionales que tuvieron lugar en 2012 se aprueban, además de las reducciones que se aplicarán a determinadas zonas y productos, disminuciones a nivel nacional en los siguientes productos: flores y plantas ornamentales,  productos del olivo, apicultura, bovino de leche, cunicultura, ovino y caprino de leche, ovino y caprino de carne extensivos.

La sequía en el año 2012 fue tal que incluso en zonas tan  húmedas como Galicia los ingresos de los ganaderos y agricultores se vieron diezmados en un 10%. La meteorología fue especialmente adversa también para el olivar.

Sara Olivo
[email protected]