• El expresidente de la Junta de Andalucía declara que el auto de la juez Alaya no le imputa porque la juez "no tiene nada" para hacerlo.
  • El ahora senador trata de desviar la atención sobre sus responsabilidades políticas: el auto "no aporta nada nuevo en el terreno jurídico, aunque otra cosa es en el ámbito mediático y político, donde parece que ha dado mucho juego", ha señalado.
El expresidente de la Junta de Andalucía José Antonio Griñán ha ofrecido esta mañana una rueda de prensa para valorar el auto de la juez Mercedes Alaya en el que le señala, junto a su antecesor, Manuel Chaves, y otros cinco exconsejeros del área económica, todos ellos aforados, como posibles implicados en el caso de las irregularidades en los expedientes de empleo (ERE). El expresidente ha argumentado que el auto no imputa porque la juez "no tiene nada" para hacerlo, y por ello, con cierta prepotencia, ha negado que tenga abogado al considerar que no lo necesita.

Pero lo importante estriba en su posible responsabilidad en la trama de los ERE fraudulentos que investiga la juez Alaya. Y ahí, Griñán se ha preguntado "por qué algunos hechos ocurridos en la consejería de Empleo se han llevado a la consejería de Hacienda", y ha defendido el sistema que otorgaba las ayudas a empresas en dificultades económicas "porque el fraude no estaba en el procedimiento, sino en quienes se aprovecharon fraudulentamente de él".

Ayer, en la SER, el ex presidente de la Junta de Andalucía Manuel Chaves, también dio a entender su inocencia en que no se había enterado: "Llevaré mucho tiempo el peso de lo ocurrido, pero el fondo creado era legal y estaba en los presupuestos".

El ahora senador -y con muchos méritos para ello, según ha explicado- ha puesto a caer de un burro el auto de la juez que, según destacados juristas, es impecable. Para Griñán, se trata de un auto "irrelevante". "¿Para qué y por qué este auto". "Se dedica a usar la palabra imputados sin limitación, sin imputar a nadie. Cita a siete personas aforadas, y a ninguna de ellas ni imputa ni inculpa. ¿Debo autoimputarme". Además denuncia que la juez escapa a sus competencias y "no encuentra razones para solicitar la imputación a quien pudiera hacerlo". Para Griñán, el auto "recoge la oferta para que los mencionados como aforados declaremos voluntariamente y voluntariamente nos imputemos".

También ha criticado el secretario general del PSOE-A que aún no le haya sido notificado el auto de la juez Mercedes Alaya, en el que se le incluye y que, en cambio, fuera difundido por el PP-A durante la toma de posesión del nuevo Gobierno andaluz. Vamos, una maniobra política ya que el auto "no aporta nada nuevo en el terreno jurídico, aunque otra cosa es en el ámbito mediático y político, donde parece que ha dado mucho juego".

Igualmente, ha tirado de ironía al referirse al supuesto afán de protagonismo de la juez: "Que se haga un auto para recordar su existencia parece innecesario". Pero el ex presidente andaluz y ahora senador debería tener cuidado, ya que la juez podría argumentarle 'quien ríe el último, ríe mejor'. Porque queda mucho proceso judicial y cuesta mucho entender que Chaves y Griñán no tuvieran, al menos, conocimiento de semejante fraude...

Andrés Velázquez

[email protected]