Mi amigo Juan Cacicedo (en la imagen), espléndido periodista económico, ha sido nombrado vicesecretario del Círculo de Empresarios. Me alegro mucho por él.

Pero espero que cambie el sesgo de esta agrupación empresarial. Recientemente, el Círculo ha vuelto a insistir en reducir los salarios para salir de la crisis e insiste en su guerra contra el salario mínimo. El Gobierno Rajoy está en la misma línea: la recuperación depende de la moderación salarial.

Es curioso, sólo a los políticos y a los grandes empresarios les preocupa la moderación salarial en un país de salarios bajísimos y con un consumo deprimido. Bueno, y también a los sindicaos, más ocupados en aumentar las subvenciones y prestaciones públicas que los salarios.

El Gobierno Rajoy se estrenó con una formidable bajada de salarios para las clases medias, en forma de subida del IRPF, mientras mantenía congelado el salario mínimo (641 euros en España, oiga usted).

Tan bajos son los salarios en España que lo más cómodo resulta intentar no trabajar y cobrar el subsidio. Y ojo, no por tener salarios mínimos se crean más puestos de trabajo. Se crean puestos de trabajo, no reduciendo las remuneraciones sino los impuestos laborales, en especial las cuotas, y flexibilizando tanto la contratación como el despido. Pero todo ello, en base a unos costes del trabajo adecuado. España cambiará de tez económica cuando el salario mínimo por una jornada laboral de 40 horas pase de 641 euros a 1.000. Y si quieren ponerlo fácil a los empresarios que reduzcan los impuestos laborales, sobre todo las cuotas.

A ver si mi amigo Juan tuerce el rumbo del Círculo desde su nuevo cargo.

Eulogio López

[email protected]