El ministro del Interior afirma sobre el nuevo asalto a Melilla que "España tiene la capacidad de acogida que tiene"El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, se ha referido en una entrevista en Onda Cero al último intento de salto a la valla de Melilla por parte de unos 150 inmigrantes de los cuales 20 han conseguido cruzar el perímetro fronterizo y ha insistido en el "deber" de España de proteger la frontera que, según ha admitido, es "la labor más desagradable" pero de la que "España no va a abdicar". "Las fronteras abiertas significarían la desaparición de los estados y España tiene la capacidad de acogida que tiene, pero Europa tampoco lo consentiría", ha expuso el ministro.

Paralelamente, Fernández Díaz ha reconocido por primera vez que "una vez que comprobado lo sucedido en Ceuta (donde perdieron la vida 15 inmigrantes) hubiese sido mejor no haber lanzado pelotas de goma, sobre todo, porque no sirvieron para disuadir la entrada masiva en territorio español".

Fernández Díaz
ha recordado también que hasta la fecha "nunca se había producido un supuesto como que a los inmigrantes, que llegan de manera permanente y continuada, se les lanzase pelotas de goma". Y, según el titular de Interior, "una vez aprendido de la experiencia se ha dado la orden de que nunca se volvieran a utilizar ante un intento de entrada ilegal".

El ministro acierta: son personas humanas. La solución está antes, en Marruecos, en sus países de origen; o después, en la UE, que hasta el momento se ha lavado las manos como Pilatos.

Andrés Velázquez
[email protected]