• Lo cierto es que las empresas españolas empiezan a estar baratas y el capital financiero acude.
  • Eso sí, los fondos de Gates son más estables que con aquéllos con los que FCC negocia la venta de la División de Renovables.
  • La Constructora presidida por Esther Alcocer se dispara en bolsa.
  • FCC ha aumentado sus recursos propios al liberar autocartera y aligera la carga de la deuda de la patrimonial B1998.

El Gobierno Rajoy está eufórico. El dinero está volviendo a España. Es el dinero de los fondos, ciertamente, dinero financiero, no productivo, pero dinero a fin de cuentas. Y la inversión de Bill Gates, el hombre de Microsoft, en la constructora FCC, ha servido para 'certificar' la salida de la crisis. Criterio más que discutible pero...

Eso sí, a FCC, la empresa que preside Esther Alcocer de Koplowitz (en la imagen), la inversión le ha servido para reducir autocartera y para que su cotización bursátil se dispare por encima del 10%. Además, de forma indirecta afianza las garantías de la instrumental B1998, de Esther Koplowitz, en su endeudamiento.

Por otra parte, los fondos de Gates no son los peores. Trabajan más a largo plazo, con más estabilidad, que otros tipos de fondos. Por ejemplo, con las tres entidades con las que se negocia la venta de la división de Renovables de la compañía.

Lo cierto es que las empresas españolas están baratas, principal razón por la que el capital acude a sus accionariados. Ahora bien, presumir de que esa llegada de dinero financiero significa el fin de la crisis es mucho suponer.

Eulogio López

[email protected]