La japonesa Mitsui, la misma que estuvo a punto de adquirir el negocio de renovables, ha pagado 97 millones de euros

El vicepresidente y consejero delgado de FCC, Juan Béjar, continúa implacable en la ejecución de su plan estratégico 2013-2015. Al menos en el apartado de desinversiones para reducir deuda. Aunque seguramente a Béjar le gustaría dar pasos más grandes.

En cualquier caso, el anunciado este martes no es pequeño: la venta del 49% de su negocio de agua en la compañía SmVak, en la República Checa, a Mitsui, la empresa japonesa que estuvo negociando la compra del negocio de energías renovables pero que en noviembre decidió esperar a conocer el contenido de la reforma energética. Reforma que aún no se ha concretado.

La operación se ha cerrado en 97 millones de euros. Según la nota de prensa remitida por la compañía, esta venta "se enmarca dentro las desinversiones anunciadas por FCC en su Plan Estratégico, cuyas líneas básicas se completan con la reducción de deuda en 2.200 millones de euros, la concentración en negocios y zonas geográficas rentables y el ajuste de los costes de estructura".

Pablo Ferrer
[email protected]