Sr. Director:
Muchas jóvenes parejas, fiándose de Zapatero cuando aseguró que no habría crisis, suscribieron hipotecas a las que ahora no pueden hacer frente.

Y es que nuestro Gobierno parece ser especialista en suscitar falsas expectativas. Aprueba una ley que permite la clonación de embriones, y lo justifica a bombo y platillo aduciendo que ello permitirá la curación de muchas enfermedades degenerativas, pero sin decir, como aseguran los expertos, que todavía han de pasar muchos años antes de lograr resultados positivos.

Se marca el tanto de promover una ley de dependencia, para que avale su gran preocupación social, pero sin prever los recursos necesarios lo que defrauda a miles  de familias que todavía esperan la ayuda anunciada. Decide subvencionar con 420 euros mensuales a los parados sin subsidio de desempleo, pero se quedan con un palmo de narices todos aquellos que no reciben ayudas desde antes de una determinada fecha.

Quizá Zapatero quiera avalar el carácter progresista de su Gobierno mostrando su solidaridad con los enfermos, las personas dependientes y los parados, pero me parece una injusticia que cree falsas expectativas precisamente en los sectores más vulnerables y necesitados de la sociedad.

Isidro Vidal Badía

[email protected]