El presidente autonómico puso en duda que existiera ninguna carta condenatoria de la Unión Europea

No ha sido un buen día para José Antonio Griñán. Bruselas ha pedido explicaciones por carta a Luis de Guindos sobre medidas diseñadas por el Gobierno de Griñán en Andalucía destinadas a expropiar viviendas a la banca, y el presidente autonómico no sólo ha dudado de la existencia de esa misiva. Ha llegado a decir que si Europa está en eso, no merece la pena estar en Europa.

La vicepresidenta de Gobierno no sólo ha confirmado la existencia de la misiva, también ha aprovechado para ridiculizar al Presidente de la Comunidad Andaluza: "los dirigentes políticos deben mostrarse prudentes, porque en cualquier momento te pueden demostrar que un documento existe con un simple correo electrónico, y entonces se puede quedar muy entredicho".

El Estado, en estos casos, según Soraya, asume la responsabilidad de lo que hacen las Comunidades Autónomas, y como "nos han pedido información adicional sobre el tema", ha afirmado, el Gobierno se la va a facilitar. Ha confirmado por lo tanto que la carta existe, que obra en manos del ministro de Economía, y que es lógico que se solicite esa información porque en nuestra realidad existe "un elemento clave, como ha sido la asistencia financiera que ha recibido nuestro país", y España, ha añadido, tiene que cumplir unos compromisos unos pactos y unos memorándums.

Ha apuntado que existen otras medidas como las adoptadas por el Gobierno para disminuir los desahucios o las adoptadas por el Gobierno de Castilla La Mancha- poner en circulación viviendas públicas a precios de alquiler reducidos- que están lejos de ser cuestionadas por Europa "y pueden ser más efectivas".

Sara Olivo

[email protected]