- Rajoy: "El Gobierno está haciendo daño a la gente"
- El líder del PP no irá a la manifestación contra el aborto "para no politizarla"
- Juan Velarde acusa a Solbes de "haberse callado" ante la situación económica de España
- Sánchez Llibre (CIU): "Solbes estaba dolido por cómo le ha tratado Zapatero"

Evo Morales, presidente de Bolivia, ha dicho hoy en TVE con gran chulería, o sea, en España, en la televisión pública española, que no quiere que se repita otro Potosí, "un saqueo durante la colonia de la plata, del oro", con el petróleo, el litio o el hierro. O sea, en nuestra casa se permite darnos clases de historia. Morales ha olvidado el "acoso" que ha hecho a empresas españolas, como a Repsol, y la "deriva totalitaria de su Gobierno", como le ha espetado Gustavo de Arístegui poco antes en la COPE. Morales está muy resentido con algo que pasó hace 500 años, cuando Bolivia ni existía, y ni por asomo se le ocurre agradecer la labor y el legado que dejaron los españoles en Hispanoamérica. También ha dicho que no se ha reunido con el PP porque este partido no le ha invitado. Poco antes, en RNE, Mariano Rajoy había dicho que no se reunió con él porque Bolivia no cursó invitación. Yo me creo más la versión de Rajoy, porque lo normal, si vienes a otro país, es pedir ser recibido, no al revés. En cualquier caso, Rajoy le ha dicho las cosas claras: "A mí en Iberoamérica me gusta la democracia, la libertad, los derechos humanos, la seguridad jurídica y el respeto a las personas". 

Por lo demás, Mariano ha dicho una frase dura al Gobierno: "Está haciendo daño a la gente" con su política económica. No irá a la manifestación contra el aborto el 17 de octubre para "no politizarla", se ha opuesto a la nueva ley del aborto, ley de plazos, por "inconstitucional", pero no ha dicho nada de eliminar el aborto totalmente, como siempre. Ahí, Mariano se escaquea.

Además, la huida de Solbes de su escaño ha sido también comentada: Para el economista Juan Velarde, Solbes debía haber hablado y no lo hizo sobre la situación económica española. Y Sánchez Llibre, de CIU, nos ha contado que Solbes está muy dolido por cómo le ha tratado Zapatero. Y van...

Evo Morales, en TVE: "No queremos que se repita otro Potosí con el petróleo, el litio y el hierro"

En TVE, el presidente de Bolivia, Evo Morales, se ha referido a sus palabras de ayer cuando dijo que quiere que las empresas españolas sean socias y no patronas en su país: "El Estado plurinacional no puede perder la propiedad sobre los recursos naturales. Cuando hablamos de socios evidentemente hay que decir los porcentajes, las inversiones, las utilidades que tienen que recibir las empresas que invierten, que no sólo tienen derecho a recuperar su inversión sino a acceder a utilidades importantes. ¿Cómo era antes? Sobre todo el petróleo, el 82% era para las transnacionales , empresas, y el 18% para el Estado boliviano. Además de eso, en los contratos decía textualmente: el titular -la transnacional, petrolera- adquiere el derecho de propiedad en boca de pozo, cuando está en el subsuelo era del Estado, en el momento en que sale fuera, en boca de pozo, pasa a ser de la transnacional. Y esos contratos no eran legales ni constitucionales".

Morales ha cambiado la cifra del 82% al 51% para el Estado boliviano en todos los contratos que se hagan en adelante: "Estamos en plenas negociaciones con algunas plantas hidroeléctricas", "no hay políticas de imposición de parte del Gobierno boliviano, sino que son negociaciones para que el Estado tenga el control mayoritario de las plantas hidroeléctricas. Tenemos mucho interés en que haya inversiones en otros recursos naturales no metálicos, como es el litio, la salmuera. Lo que no queremos que se repita es otro Potosí: un saqueo durante la colonia de la plata, del oro. Y no pasará otro Potosí ni con el petróleo, ni con el litio, ni con el hierro". "El Estado boliviano no tiene muchos recursos para invertirlas. La primera prioridad es la inversión del Estado, pero si no tiene recursos tiene que buscar inversión en empresas de estados, y si no hay inversión de empresas de estados, así como España y otros países, empresas privadas. No tengo ningún problema. Por eso hay una política definida que es mejor tener socios y no patrones".

Ha explicado que España ha condonado la deuda a Bolivia por "solidaridad", "tener un pasado es para el pasado y ahora nuevas relaciones y nuevos acuerdos para el futuro de nuestras generaciones. Lo entiendo así, y no sólo tenemos solidaridad en España sino casi con todos los países del mundo". 

Chávez ha asegurado que la campaña contra él en su país la dirige "la embajada de EEUU". Se ha negado a que haya bases militares de EEUU o de cualquier otro país en Bolivia y ha dicho que no se ha reunido con el PP "porque no he tenido ninguna invitación" de este partido.

Rajoy: "El Gobierno está haciendo daño a la gente"

En RNE, el presidente del PP, Mariano Rajoy, ha vuelto a repetir lo que él haría en caso de llegar al Gobierno: "un plan de austeridad de las administraciones públicas", "ayudaría a las pymes porque generan riqueza, bienestar y empleo", "haría reformas estructurales, como la política energética, la educativa, la unidad de mercado, la justicia, la reforma laboral" y "una política económica distinta". Y sobre la reforma del mercado laboral, ha dicho: "Hay que hablar de eso".

Rajoy ha insistido en que el Gobierno "no ha dicho la verdad" a los españoles sobre la economía, y ha criticado que la única política económica es "gastar", "y ahora se nos anuncia la mayor subida de impuestos de la democracia", de "15.000 millones de euros". En su opinión, "la prioridad es crear empleo". Y ha anunciado que el PP no se va a oponer al aumento de la ayuda de 420 euros a los parados sin prestación desde el mes de enero. Y en cuanto a los impuestos, se opone a la subida del IVA y del IRPF: "Los impuestos de ninguna manera deben subir".

¿Qué haría él? "Los gastos hay que priorizarlos", "hay dos cosas prioritarias: mantener los servicios públicos" y "ayudar a que se genere riqueza, bienestar y empleo", "ayudando a las pymes". Rajoy ha dicho que hay que destinar "igual ayuda" a parados y a pymes.

Sobe un pacto e Estado en Economía, el líder del PP ha recordado que ha apoyado a Zapatero en Afganistán o en temas que "no eran muy populares", como "los dos grandes decretos leyes al sistema financiero", pero ha señalado que "lo que no se le puede pedir a alguien es que apoye aquello que cree que es malo para España". "Yo no puedo apoyar un déficit públicod el 10% ni un aumento brutal de la deuda pública porque está haciendo daño a la gente" ya que "está quitando crédito a los particulares". "Este año el aumento del crédito ha sido de 65.000 millones de euros, de ellos, 64.000 se los ha llevado la administración, mil las empresas y cero las familias". 

Además, Zapatero ve "cómo buena parte de su equipo económico le está dejando solo" en referencia a los recientes abandonos de su escaño de Pedro Solbes y de Jordi Sevilla. "En política económica somos distintos", "Zapatero tiene unas políticas que no valen".

El presidente del PP ha hablado sobre la objeción de conciencia de los farmacéuticos a la dispensación de la píldora del día después: "Creo en la objeción de conciencia, porque es un derecho" y "creo en la libertad de los ciudadanos". Y respecto a la manifestación contra la nueva ley del aborto del próximo 17 de octubre, a la que Rajoy ha animado a asistir, ha señalado que "no la convoca ningún partido, ni la conferencia episcopal, ni ninguna conferencia religiosa, son un grupo de asociaciones que están en contra de una modificación. No creo que eso deba politizarse", "irán muchos militantes del PP, yo en principio no tengo previsto asistir, porque no quiero que se politice ese asunto", pero "no me parece bien que una niña de 16 años pueda abortar sin el conocimiento ni consentimiento de sus padres", "y no estoy a favor de una ley de plazos que en su día el Tribunal Constitucional ya declaró contrario a la Constitución y por eso no apoyaré esa ley".

Sobre la reciente visita del presidente de Bolivia, Evo Morales, y el de Venezuela, Hugo Chávez, Rajoy ha explicado que no se reunió con ellos porque "no lo han pedido". Y ha insistido en que "a mí en Iberoamérica me gusta la democracia, la libertad, los derechos humanos, la seguridad jurídica y el respeto a las personas". 

Juan Velarde acusa a Solbes de "haberse callado" ante la situación económica de España

En Intereconomía, el catedrático de Economía, Juan Velarde, se refería al abandono del ex vicepresidente económico Pedro Solbes de su escaño en el Congreso: "Lo que me da mucha pena de Solbes es que no haya dicho muchas veces lo que pensaba". "Espero que ahora acabe diciendo lo que piensa". "El que una persona que sabe perfectamente lo que ocurre en la economía española y cuya voz puede hacer que se puedan encajar mejor las cosas esté callada, es su responsabilidad". "Pedro Solbes, excelente persona en lo privado, muy competente como altísimo funcionario público, conocedor del funcionamiento de la economía, que ha tenido siempre muy buenos asesores, tenía que haber dicho lo que todos esperábamos que dijese". 

Sánchez Llibre (CIU): "Solbes estaba dolido por cómo le ha tratado Zapatero"

En Onda Cero, el portavoz de CIU en Economía, Josep Sánchez Llibre, ha afirmado que la marcha de Pedro Solbes de su escaño era "la crónica de una muerte anunciada" y que "Solbes estaba dolido por cómo le ha tratado Zapatero". También ha anunciado que su partido va a seguir proponiendo la supresión del Impuestos de Donaciones y Patrimonio hasta el primer grado familiar: "Un impuesto de patrimonio es confiscatorio e injusto, es el cajero a muerte".

De Arístegui (PP) critica la "alfombra roja" del Gobierno a la "deriva totalitaria" de Morales y Chávez

En la COPE, Gustavo de Arístegui, portavoz del PP en la Comisión de Exteriores del Congreso, ha criticado con dureza la política exterior española, por su actitud ante  la reciente visita del dictador venezolano Hugo Chávez y del presidente de Bolivia, Evo Morales, a España: "Lo que no tiene que hacer un Gobierno serio es extender la alfombra roja, demostrar una especie de cordialidad desusada y de comprensión hacia la deriva totalitaria que se está instalando en ambos países". De Arístegui ha recordado el acoso a las empresas españolas en Bolivia, sobre todo a Repsol, y lo que ha pasado en Venezuela "con la expropiación de un importante banco y con los propietarios españoles en Venezuela, que son acosados, robados, maltratados y sus tierras expropiadas por cero euros". "Me gustaría saber qué ha hecho el Gobierno de España para ayudarles, me consta que en algunos casos trágicos no ha hecho absolutamente nada".

José Ángel Gutiérrez
[email protected]