Se lo pueden creer o no el contenido de este vídeo de Youtube que circula por Internet.

Yo me lo creo, como me creo toda amenaza contra la libertad del hombre en nombre de su seguridad. Debe ser cosa de la edad: a mis 49 años, he visto muchas intentonas de reducir la libertad y las más peligrosas siempre han sido por motivos filantrópicos. Las dictaduras del futuro, no lo duden, se harán en nombre de nuestra salud y de nuestra seguridad, como la Cédula de Identificación ciudadana (CIC) del Gobierno mexicano. El asunto no tiene desperdicio y, además, se puede hacer aunque eso no implica que se deba hacer. Cuando el poder tenga nuestros datos, nosotros seremos sus esclavos.

Es el espíritu que en su día mostró el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, cuando, al inaugurar un nuevo centro de seguimiento de tráfico -más bien de automovilistas-, dijo aquello de que, a partir de entonces, se cobrarían todas las multas de tráfico. Pero nótese que no lo hacía por recaudar: lo hacía por nuestra seguridad. Lo del cobro.

Eulogio López

[email protected]