El Ejecutivo dice que el espionaje entre amigos es 'inaceptable'La Agencia para la Seguridad Nacional de Estados Unidos (NSA, por sus siglas en inglés) espió más de 60 millones de llamadas telefónicas en España en poco más de un mes, según ha publicado hoy lunes el diario El Mundo. Además, se sospecha que la NSA también espió a políticos españoles y miembros del Ejecutivo.

Por eso, el Gobierno español se ha reunido con el embajador de Estados Unidos en Madrid, James Costos, quien ha abandonado poco después de las 11:00 horas el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación.

Costos no ha querido hacer declaraciones al término de su encuentro con el secretario de Estado para la UE, Iñigo Méndez de Vigo, que ha sido quien le ha recibido en el Palacio de Santa Cruz, ya que el ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo, se encuentra de viaje en Polonia.

Pero, según informa El Mundo, España ha pedido a EEUU que mantenga el 'equilibrio' entre 'seguridad y privacidad' y se ha limitado a decir que 'de ser ciertas las informaciones', las prácticas serían 'inaceptables'. Al final, un paripé en toda regla de cara a la opinión pública, pues todos los países espían a todos y España quiere seguir siendo amigo de EEUU.

De hecho, es lo que dijo el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, el viernes cuando anunció que pediría explicaciones a Estados Unidos.

Por cierto, que en España la interceptación de comunicaciones y el acceso a datos (las identidades del emisor y el receptor de la llamada, el SMS, o el correo electrónico, fecha, hora y duración) sin el requerido control judicial, constituye un delito.

Los datos que publica El Mundo confirman el alcance de este espionaje masivo. Madrid es una de las 80 ciudades del mundo desde donde la NSA, en colaboración con la CIA, espía al mundo.

Andrés Velázquez
[email protected]